Registran la casa de un bailarín del Bolshoí por el ataque contra su director

Las fuerzas de seguridad rusas registraron hoy la casa de un bailarín del Teatro Bolshoí de Moscú en el marco de la investigación del ataque con ácido perpetrado en enero pasado contra el director del Ballet del teatro, Serguéi Filin.

Pocas horas antes, la Policía de Moscú anunció la detención de un sospechoso de perpetrar el ataque sin que se informara de su nombre ni de las circunstancias en que se produjo.

Conforme a la página oficial del Bolshói, Dmitrichenko, uno de los anfitriones del teatro, ingresó en la plantilla en 2002.

En 2004 obtuvo el diploma del Concurso Internacional de Ballet en Roma y un año después terminó la carrera de profesor de coreografía en el Instituto de Teatro Ruso.

Filin, que fue atacado el 18 de enero junto a su domicilio por un desconocido que le arrojó ácido en la cara, causándole graves quemaduras tanto en rostro como los ojos, se encuentra actualmente en tratamiento de rehabilitación en Alemania.

El director de una de las compañías de ballet más prestigiosas del mundo fue sometido en Moscú a tres cirugías oculares y, según los médicos rusos, no necesitaría más operaciones.

"Como me arrojaron el ácido desde el lado derecho, mi ojo derecho quedó más dañado y habrá que tratarlo mucho más tiempo", dijo Filin en una de sus primeras entrevistas después de la agresión, en la que que expresó su convencimiento de que fue un ataque por encargo.

De acuerdo con datos preliminares de la policía, la persona que atacó al director del Ballet del Bolshoi empleó ácido sulfúrico, lo que explica la gravedad de las lesiones.

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.