Protestan en Brasil por detención de Pussy Riot en víspera de visita Medvédev

Estudiantes brasileños protestaron hoy por la detención del colectivo musical ruso feminista Pussy Riot, durante la inauguración en Brasilia de una estación de navegación por satélite de la agencia espacial rusa Roscosmos, en vísperas de la visita al país del primer ministro Dmitri Medvédev.

Esta estación, la primera ubicada fuera de Rusia, es un componente importante para reducir el error de posicionamiento del sistema, que en la práctica ofrece un servicio de navegación en todo el mundo en tiempo real similar al Sistema de Posicionamiento Global (GPS).

Los estudiantes portaban pancartas con la bandera arcoiris de la comunidad gay, una esvástica y mensajes en los que se pedía la liberación de las dos integrantes de Pussy Riot y el fin de la persecución a los homosexuales en ese país.

En agosto del año pasado, las Pussy Riot fueron condenadas a dos años de prisión tras ser declaradas culpables de "gamberrismo motivado por odio religioso".

María Aliójina, Nadezhda Tolokónnikova y Yekaterina Samutsévich fueron acusadas de ese delito por escenificar una plegaria contra Vladímir Putin, entonces primer ministro y candidato presidencial, en la catedral ortodoxa moscovita de Cristo Salvador, el 1 de febrero de 2012.

Tolokónnikova y Aliójina permanecen detenidas, mientras que Samutsévich obtuvo la libertad condicional en octubre pasado.

La protesta tiene lugar un día antes de la visita de Medvédev a Brasilia, donde se reunirá con la presidenta brasileña, Dilma Rousseff, con quien hablará de acuerdos en el área de defensa.

Después estará con el vicepresidente del país, Michel Temer, con quien encabezará la VI Asamblea del Comité de Cooperación Ruso-Brasileña, que tratará sobre diversos asuntos de cooperación en comercio, inversiones, ciencia, energía, educación y defensa.