Diputado ruso renuncia a su acta para demostrar que no tiene activos en EEUU

El diputado del partido oficialista Rusia Unida Vladímir Pejtin renunció hoy a su escaño en la Duma (cámara baja del Parlamento ruso) para demostrar que no tiene propiedades en Estados Unidos, una práctica a punto de ser prohibida en Rusia y de lo que ha sido acusado por la oposición no parlamentaria.

Poco después, el líder del grupo parlamentario de Rusia Unida, Vladímir Vasíliev, aclaró a la agencia Interfax que Pejtin viajará a Estados Unidos para "demostrar al sistema judicial estadounidense que no tiene propiedades en EEUU".

El ya exjefe del comité parlamentario de Ética renuncia después de que el destacado líder opositor Alexéi Navalni publicara en internet documentos que demostrarían que Pejtin y su hijo poseen varios inmuebles en Estados Unidos valorados en casi dos millones de dólares.

"Quiero decir que las afirmaciones de Navalni acerca de que mi hijo y yo tenemos varios pisos en Estados Unidos no se corresponden con la realidad. No tengo propiedades en el extranjero", dijo Péjtin tras conocer las acusaciones.

A finales del pasado mes de diciembre, la Duma aprobó en primera lectura el proyecto de ley que prohíbe a todos los cargos públicos y a sus familiares directos la posesión de inmuebles y cuentas bancarias en el extranjero, además de activos en empresas foráneas.

La prohibición, que será incluida en la Ley de Lucha contra la Corrupción, se extiende a cargos públicos de todos los ámbitos, funcionarios del Ministerio de Interior, Aduanas, Instituciones Penitenciarias, Servicio Antidrogas, órganos judiciales, jueces, diputados y senadores.

El ámbito de la ley afecta también a los cónyuges de estos cargos públicos y sus hijos menores de edad, según informan las agencias locales.

Las enmiendas al Código Penal que acompañan a la ley castigan su incumplimiento con penas de prisión de hasta cinco años y multas de entre cinco y diez millones de rublos (entre 161.000 y 322.000 dólares).