Rusia aspira a ingresar en la OCDE hacia 2015

"Entrar en la OCDE supone (...) un acceso adicional al capital, mejores estándares para los negocios. Estamos interesados en ello. Si lo logramos en 2014-15 sin cambiar sustancialmente nuestra legislación, así lo haremos", dijo Siluánov en rueda de prensa conjunta con el secretario general de la OCDE, José Ángel Gurría.

El jefe del organismo internacional, que presentó en Moscú el informe "Reformas de Política Económica 2013. Apuesta por el Crecimiento", subrayó que 2015 "es una fecha bastante realista" para la integración de Rusia.

A su vez, el titular de Finanzas ruso comparó el proceso de entrada en la OCDE con la integración en la Organización Mundial de Comercio (OMC), de la que Rusia es miembro desde el año pasado y con la que negoció durante 17 años su incorporación.

Siluánov recordó que al igual que en el caso de la OMC, Moscú cumple con varias convenciones y acuerdos de la OCDE, mientras que Gurría subrayó que el proceso de integración no durará 17 años.

"Las ventajas (de la incorporación) serán para la OCDE, no para Rusia. Necesitamos a Rusia para ser una organización global. La OCDE no negocia, todo el mundo gana. Hemos creado una fórmula interesante en la que todos ganan con la incorporación", dijo el jefe del organismo económico.

La OCDE, que exige a sus miembros un firme compromiso con la reforma económica, ha puesto en duda en el pasado el modelo económico ruso basado casi exclusivamente en la exportación de sus ingentes materias primas (petróleo, gas y minerales).

El informe presentado en Moscú coincidiendo con la reunión de los ministros de Finanzas del G20 incide en la necesidad de modernizar la economía rusa para conseguir un crecimiento aún mayor del registrado en 2012, cuando ha alcanzado su techo en las condiciones actuales, según las organizaciones económicas internacionales.

"A pesar de sus ricos recursos naturales, y lo que es más importante, sus recursos humanos (...),el enorme potencial de la economía rusa no se aprovecha completamente en muchos sectores. La productividad de la economía rusa no es alta, los ingresos per cápita su bajos", advirtió Gurría.

El secretario general de la OCDE lamentó que "al igual que antes el presupuesto de Rusia siga dependiendo de la venta de las materias primas".

El organismo recomienda a Rusia desarrollar la competitividad, eliminar las barreras para atraer inversiones y reducir la participación del Estado en la economía.

Gurría subrayó que Moscú debe mejorar su marco legal, luchar con más ahínco contra la corrupción y reducir la enorme brecha que existe entre las distintas regiones del país.

En 2009 la OCDE aprobó una hoja de ruta para las negociaciones de ingreso de Rusia.

Rusia solicitó por vez primera el ingreso en 1996 y espera que esto se haga realidad en breve o, al menos, no más tarde que otras economías emergentes como China, India o Brasil