Ayuntamiento de Moscú crea patrullas populares contra la inmigración ilegal

"A partir de esta semana, los miembros de patrullas migratorias participarán junto a los funcionarios del SFM en redadas en Moscú en el metro, estaciones, centros de transporte y lugares de congregación masiva", informó un portavoz del SFM a la agencia Interfax.

El jefe de Seguridad del ayuntamiento de Moscú, Alexéi Mayórov, explicó que el objetivo de las patrullas es garantizar el cumplimiento de la legislación migratoria y las reglas de contratación de inmigrantes laborales.

"Patrullarán cada día todos los barrios de Moscú", señaló Mayórov, quien añadió que las patrullas están compuestas por 300 personas que irán ataviadas con un chaleco y un emblema especial.

El funcionario moscovita precisó que las patrullas tendrán la facultad de practicar detenciones en mercados, centros comerciales, zonas en construcción, polígonos industriales y edificios de viviendas.

"No todos nuestros inmigrantes son infractores, por eso las patrullas ayudarán a los que no quieren violar la ley", apuntó Olga Kiríllova, jefa del SFM en Moscú.

Kirillova destacó que los integrantes de esas patrullas también se dedicarán a informar a los inmigrantes sobre adónde acudir para legalizar su situación.

En las últimas semanas la policía de la capital y la región de Moscú ha detenido a centenares de inmigrantes ilegales de Asia Central y Vietnam por no tener los papeles en regla, lo que a muchos les ha costado la deportación.

En su mayoría, los inmigrantes ilegales trabajaban en el sector de la construcción, talleres textiles y en la limpieza de calles y recogida de nieve.

Según estimaciones del SFM, anualmente llegan a trabajar a Rusia cerca de 20 millones de inmigrantes, muchos de ellos de manera ilegal.

Recientemente, el director del SFM de Rusia, Mijaíl Romodánovski, reconoció que este país necesitará un flujo de 10 millones de inmigrantes para 2025 si quiere compensar las tendencias de decrecimiento de su población y renovar la población activa.

No obstante, sólo una minoría de delitos esclarecidos son cometidos por inmigrantes extranjeros.

Según la agencia estatal de estadísticas, para 2030 la población del país se reducirá desde los actuales 142 millones de habitantes hasta los 139 millones.