La UE, preocupada por signos de deterioro en el pacto de poder en Georgia

Ashton y Füle declararon en un comunicado estar "preocupados" por el actual enfrentamiento en torno a cuestiones constitucionales, así como por la confrontación suscitada por el pronunciamiento del discurso anual del presidente georgiano, Mijaíl Saakashvili, líder del Movimiento Nacional Unido.

"La UE considera que es de suma importancia para el futuro de la democracia de Georgia que todos los actores políticos y las instituciones se otorguen el debido respeto, en línea con los valores europeos que compartimos", señalaron.

En esa línea, instaron a todas las fuerzas políticas del país a mostrar contención para evitar instrumentalizar los procesos e instituciones del Estado.

Asimismo, mostraron su inquietud por los "violentos incidentes" acaecidos frente a la Biblioteca Nacional en Tiflis, donde Saakashvili decidió pronunciar su discurso sobre el estado de la nación después de que el Parlamento pospusiera ayer su discurso.

Ashton y Füle instaron a todas partes a "actuar de manera responsable y evitar cualquier tipo de violencia".

En las elecciones parlamentarias del octubre, la coalición Sueño Georgiano liderada por el multimillonario Bidzina Ivanishvili derrotó ampliamente al Movimiento Nacional Unido de Saakashvili y consiguió la mayoría necesaria para formar Gobierno en solitario.

Georgia está actualmente en un proceso de transición de un régimen político presidencialista a uno parlamentario, en el que el presidente continúa siendo el jefe del Estado, pero el poder ejecutivo lo concentra en sus manos el primer ministro, Ivanishvili, designado por el Parlamento.