Atentado contra candidato presidencial deja en vilo las elecciones armenias

El atentado contra el candidato a la presidencia de Armenia Paruir Airikián, quien fue operado hoy con éxito de una herida de bala en el hombro, ha dejado en vilo la celebración de las elecciones del próximo día 18, pues en casos como este la Constitución permite su aplazamiento.

"La operación ha concluido. Los médicos han dicho que todo salió bien", dijo a los periodistas Nera, la hija del líder de la coalición opositora Autodeterminación Nacional y uno de los ocho candidatos a los comicios presidenciales del día 18.

Los médicos declararon que la vida de Airikián, conocido disidente de la época soviética, no corre peligro.

Según la hija del candidato presidencial, los vecinos vieron a la persona que perpetró el atentado y dijeron que fue "un hombre de chaquetón negro que llevaba gorra".

El jefe de la Policía de Armenia, Vladímir Gasparián, dijo a la prensa que el individuo efectuó dos disparos con arma corta, uno de los cuales hirió al candidato presidencial.

Naré Airikián comentó a los periodistas que su padre "no había recibido ningún tipo de amenazas".

La Policía de Armenia incoó una causa penal en virtud del artículo 34-305 del Código penal, que sanciona el intento de asesinato de estadista, político o personalidad pública.

La investigación del atentado quedó a cargo del Servicio de Seguridad Nacional (SSN, antiguo KGB) de Armenia.

"El atentado contra Airikián en este importante período electoral no puede tener otra motivación que no sea política", declaró a su vez el jefe del Gabinete de la Presidencia, Viguen Sarkisián, quien visitó al candidato herido en el hospital.

El presidente del Parlamento, Ovik Abramián, no descartó la posibilidad de que los comicios presidenciales sean aplazados.

Abramián recordó que la Constitución señala que las elecciones presidenciales pueden ser aplazadas dos semanas en caso de que uno de los candidatos esté impedido para continuar la campaña electoral.

Sin embargo, la Comisión Electoral Central (CEC) precisó que la decisión de posponer los comicios sólo puede adoptarse a iniciativa del candidato que no está en condiciones de continuar la campaña.

Su presidente, David Arutiunián, subrayó que la CEC no tiene facultades para aplazar los comicios si el candidato herido en el atentado no pone él mismo en marcha el procedimiento.

Además, la Constitución armenia estipula que en caso de que persista el impedimento, insuperable, de uno de los candidatos para continuar la campaña electoral, se convocan nuevas elecciones presidenciales, que deben celebrarse en el plazo de 40 días a partir de que se cumpla el aplazamiento inicial de dos semanas.

Todas las encuestas señalan que el actual presidente armenio y candidato a la reelección, Serge Sargsián, se impondrá a sus siete rivales con mayoría absoluta, por lo que no se necesitará una segunda vuelta.

Airikián, que pasó años en penales soviéticos, es un veterano de luchas políticas y es la cuarta vez que se postula a la jefatura del Estado, aunque los sondeos le concedían en esta ocasión una intención de voto de un poco más del 1 %.

Los medios locales apuntan que el atentado sufrido por el líder de Autodeterminación Nacional repercutirá favorablemente en la votación y que podría obtener hasta el 4 %.

Mientras, el jefe del Estado suspendió hoy un acto electoral previsto en Ereván y retiró su propaganda electoral de la programación de hoy de radio y televisión.

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.