Ashton insta a Ucrania a resolver los casos de "justicia selectiva"

La jefa de la diplomacia europea, Catherine Ashton, instó hoy a Ucrania a resolver los casos de "justicia selectiva" y expresó su preocupación por los últimos acontecimientos relacionados con la líder opositora y ex primera ministra Yulia Timoshenko, que se encuentra encarcelada.

En concreto, la jefa de la diplomacia europea mostró "su preocupación por los recientes acontecimientos relacionados con Yulia Timoshenko y sus colaboradores cercanos, y sobre el contexto político general en el que estos sucesos están teniendo lugar" en el país.

La jefa de la Política Exterior y la Seguridad comunitaria también abordó con Kozhar el "inesperado" traslado del exministro del Interior ucraniano Yuri Lutsenko del hospital a la prisión que se ha producido esta mañana.

La jefa de la diplomacia europea aseguró que su reunión con Kozhar ha sido una "buena oportunidad" para hacer balance de las relaciones entre ambas partes y del estado de las negociaciones hacia una mayor colaboración política y económica.

Sin embargo, Ashton reiteró la postura sostenida por la Unión Europea desde el encarcelamiento de Timoshenko de que no será posible profundizar en la asociación política y la integración económica entre los Veintisiete y Ucrania si el país no resuelve la politización de su sistema judicial.

"La firma del acuerdo (de asociación, que incluye un pacto de libre comercio) solo será posible si el progreso es suficiente", subrayó Ashton, "por eso pido a Ucrania que aproveche esta oportunidad para avanzar en nuestras relaciones y actuar con determinación para lograr progresos tangibles".

"Los objetivos son claramente alcanzables, pero el tiempo es corto", añadió.

Yulia Timoshenko, líder de la oposición y una de los "cabecillas" de la Revolución Naranja de 2004, fue condenada en 2011 a siete años de prisión por abuso de poder en la firma de un acuerdo gasístico con Rusia, en un proceso criticado por su supuesto carácter político.

El "caso Timoshenko" ha congelado prácticamente las relaciones de Ucrania y la UE, que demanda la libertad de la líder opositora, cuya salud se ha visto mermada desde su encarcelamiento.

La Justicia ucraniana intenta implicar además a Timoshenko en el asesinato de un diputado, Yevgeni Sherban, proceso por el que no ha comparecido ante los tribunales en los últimos meses alegando el grave estado de su salud, confirmado por médicos alemanes.