La Duma rusa estudiará mañana una ley para prohibir la propaganda gay

La Duma del Estado (Cámara de Diputados) de Rusia examinará mañana un proyecto de ley para prohibir la propaganda de la homosexualidad entre los menores de edad

El proyecto de ley, que ha sido criticado duramente por los defensores de los derechos humano, fue presentado en marzo de 2012 por iniciativa de la región siberiana de Novosibirsk.

Sus promotores proponen sancionar como falta administrativa la propaganda de la homosexualidad entre los menores con multas de 4.000 a 5.000 rublos (unos 100 y 125 euros, respectivamente) para las personas físicas.

De acuerdo con el proyecto, la misma falta cometida por un funcionario se castigaría con multas de 40.000 a 50.000 rublos (unos 1.000 y 1.250 euros, respectivamente), mientras que las personas jurídicas serían sancionadas con multas de 400.000 a 500.000 rublos (unos 10.000 y 12.500 euros).

El artículo 121 del código penal de Rusia, que sancionaba con penas de cárcel las prácticas gais, no fue abolido hasta 1993, año en que también se dejó de considerar la homosexualidad como una enfermedad mental.

En diciembre del año pasado, el primer ministro ruso, Dmitri Medvédev, se pronunció en contra de la conveniencia de adoptar una ley para prohibir la propaganda gay.

"No todos los asuntos morales, no todas las conductas, no todos los asuntos relativos a la comunicación entre las personas hay que convertirlos en legislación", dijo entonces el jefe del Gobierno.

Medvédev indicó que la propaganda de la homosexualidad preocupa a un grupo de personas no muy grande, aunque admitió que era una tema que se podía abordarse en el Parlamento.

Varias regiones rusa, y también San Petersburgo, la segunda ciudad del país, ya han adoptado normativas locales que sancionan la propaganda de la homosexualidad.

Dos tercios de los rusos, tanto hombres como mujeres, sienten rechazo hacia los gais, según una encuesta del prestigioso centro de investigaciones Levada hecha pública a fines del año pasado.

El estudio, realizado en 45 regiones del país, indica que el 66 % de los rusos (71 % de hombres y 61 % de mujeres) siente rechazo hacia los homosexuales y el 60 % hacia las lesbianas.

Tan solo un 1 % de los rusos dijo sentir respeto por los homosexuales.

El 89 % de los hombres y el 84 % de las mujeres aseguraron "sentirse orgullosos de ser hombre o mujer".

Al mismo tiempo, más de la mitad de los rusos apoyan la existencia de roles sociales que otorgan derechos y deberes distintos a hombres y mujeres.

Así lo cree el 56 % de los ciudadanos de este país, mientras que el 38 % defiende la igualdad de sexos.

Un tercio de la población, según la encuesta, siente irritación hacia las feministas; el 49 % siente indiferencia y sólo el 9 %, respeto