Las empresas rusas sufren discriminación política en EEUU, según Moscú

"Nuestros empresarios quieren estar en Estados Unidos, pero a veces sufren allí un trato discriminatorio"

egún Lavrov, más tarde esas garantías "fueron retiradas" a la empresa rusa "bajo la presión política de algunos legisladores estadounidenses".

Con la polémica en torno a la prohibición de la adopción de niños rusos por parte de familias estadounidenses en el aire, Lavrov apuntó que Rusia continuará adoptando medidas de respuesta a todos aquellos pasos de Washington que considere poco amistosos.

"Por supuesto que seguiremos respondiendo a pasos poco amistosos (de EEUU), pero estamos dispuestos a desarrollar las relaciones ruso-estadounidenses y el interés en coordinar acciones en ámbito internacional de acuerdo al principio de igualdad", señaló el jefe de la cancillería rusa.

Moscú considera que el escudo antimisiles que pretende desplegar EEUU en Europa "es el principal problema" en las relaciones bilaterales entre ambos países, al que se ha sumado recientemente la 'Ley Magnitski', en la que una tragedia humana se ha usado de forma muy cínica para hacer daño a Rusia", según Lavrov.

El ministro ruso espera tratar éstos y otros asuntos, relativos a las relaciones bilaterales, con el vicepresidente de EEUU, Joe Biden, con el que coincidirá el próximo 2 de febrero en la Conferencia de Seguridad de Múnich.

La "Ley Magnitski", aprobada por el legislativo estadounidense, sanciona a funcionarios rusos responsables de graves violaciones a los derechos humanos, entre ellos los presuntamente implicados en la muerte en prisión en 2009 del abogado Serguéi Magnitski.

En respuesta a esta medida, Rusia aprobó otra ley que además de pretender sancionar, también con negación de visados e inmovilizado de activos, a funcionarios estadounidenses sospechosos según Moscú de violar los derechos humanos, prohibió a los ciudadanos del país norteamericano adoptar a niños rusos

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.