Moscú cita al embajador de EEUU por el caso de antiguos libros hebreos

"Se llamó la atención de Michael McFaul sobre lo inadmisible de la situación creada por el fallo de un tribunal federal norteamericano que contradice el derecho internacional"

Además, el viceministro de Exteriores ruso, Serguéi Riabkov, advirtió al diplomático norteamericano sobre represalias en caso de que se vean embargadas propiedades rusas en EEUU que no gozan de inmunidad diplomática.

"Los posibles intentos de utilizar este insignificante veredicto judicial para atentar contra los activos estatales rusos en EEUU obligarán a la parte rusa a adoptar contundentes medidas de respuesta", dijo, citado por las agencias rusas.

La citada multa responde al incumplimiento de una sentencia de 2010 que obliga a Rusia a "devolver" a la comunidad religiosa judía Jabad-Lubavitch una colección de antiguos libros y documentos hebreos expropiada a su fundador, Iosef Itzjak Schneerson, durante el régimen comunista.

Entonces, el juez federal estadounidense Royce Lamberth sentenció que los seguidores del movimiento judío jasídico, nacido en la parte occidental del Imperio Ruso a mediados del siglo XVIII y establecido en Nueva York desde mediados del siglo XX, han demostrado su derecho a recuperar la histórica colección.

La llamada Colección Schneerson está compuesta, según Jabad-Lubavitch, por unos 12.000 libros y 50.000 documentos de gran valor.

El diario neoyorquino "The Wall Street Journal" citó al abogado de Jabad-Lubavitch, Set Herbert: "Insistiremos por todos los medios legales para hacer cumplir la sentencia, incluyendo intentos para arrestar propiedades de Rusia en Estados Unidos".

Rusia califica de "jurídicamente irrelevante" la sentencia del juez Lamberth y aseveran que "ni se plantea tan siquiera ninguna devolución a Estados Unidos", entre otros motivos porque la sentencia viola "el principio de inmunidad jurisdiccional de los Estados".

Ya en 2011, las autoridades judiciales estadounidenses intentaron embargar una colección de iconos rusos que se exponía entonces en territorio norteamericano, situación que se resolvió a favor de Rusia pero que paralizó el intercambio cultural entre los dos países.