Opositor ruso se suicida en Holanda tras un ingresar por error en un centro de deportación

El opositor ruso Alexandr Dolmátov se suicidó tras ser enviado por error a un centro de deportación en Rotterdam (Holanda) tras serle denegado el asilo en ese país, aseguró hoy su abogado, Mark Veingarden, al diario digital Gazeta.ru.

"Le enviaron a un centro de deportación, no a un centro de detención. En un centro de deportación una persona se encuentra preso. Es una cárcel", dijo Veingarden.

El abogado holandés explicó que las autoridades pensaban que Dolmátov no recurriría la negativa a concederle asilo político el pasado 14 de diciembre, por lo que le consideraron un "inmigrante ilegal".

"Según la ley, durante el estudio de la apelación el solicitante de asilo tiene derecho a permanecer en territorio de Holanda", subrayó, en alusión a que su cliente recurrió el fallo el pasado 11 de enero.

Veingarden, que no entiende por qué las autoridades locales no prestaron ayuda a Dolmátov después de que éste intentara quitarse la vida en dos ocasiones, precisó que el centro de deportación está destinado a aquellos cuya expulsión de Holanda no presenta complicaciones.

Además, señaló que los funcionarios holandeses encargados del centro podrían ser condenados a dos años de cárcel por negligencia criminal.

Mientras, la madre del fallecido, Ludmila Dolmátova, aseguró a Gazeta.ru que desconoce a quién dirigirse para repatriar el cuerpo de su hijo.

"No hay justificación posible. Que respondan todos, los holandeses y (el presidente ruso, Vladímir) Putin. Esto es una inducción al suicidio", comentó.

Dolmátova agregó: "Yo les di a mi hijo para que lo protejan de esas autoridades delictivas. Ellos (los holandeses) también deben responder".

"Putin practica el esquí y mi Sasha (Alexandr) (era) un patriota, al que acusaron de toda clase de mentiras, que construyó para ellos esos misiles, que siempre sufría por Rusia, iba a los mítines, nunca robó nada en toda su vida. Ahora, ya no está entre nosotros", dijo.

Mientras, la embajada de Holanda en Moscú negó hoy que Dolmátov, perseguido por la Justicia rusa por desacato a la policía durante la manifestación antigubernamental del pasado 6 de mayo en Moscú, se suicidara ayer debido al rechazo de su petición de asilo político.

"Se encontró una carta a su madre. Es una carta personal cuyos detalles no podemos revelar. Pero podemos decir que es evidente que el motivo del suicidio no es la negativa a concederle el asilo político", aseguró un diplomático holandés a las agencias locales.

Al respecto, el abogado del opositor, Yevgueni Arjípov, aseguró tener "serias dudas sobre la autenticidad de la carta", que tachó de "penoso intento de corrección política por parte de las autoridades holandesas".

El movimiento opositor, La Otra Rusia, al que pertenecía el fallecido, no descartó hoy acciones judiciales y comparó el suicidio de Dolmátov con la muerte en prisión preventiva en 2009 del abogado Serguéi Magnitski.

Dolmátov, especialista en una empresa de la industria de defensa detenido el 6 de mayo de 2012 durante una manifestación autorizada en víspera de la investidura de Vladímir Putin como presidente ruso, abandonó el país en junio después de que su vivienda fuera registrada.

En total, el Comité de Instrucción ha incoado procesos penales contra 18 manifestantes, en lo que la oposición y los defensores de los derechos humanos consideran un proceso políticamente motivado.

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.