Rusia considera prioritario el ingreso en la OCDE tras entrar en la OMC

El primer ministro ruso, Dmitri Medvédev, aseguró hoy al secretario general de la OCDE, Ángel Gurría, que el ingreso en la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico es un objetivo de la máxima prioridad para Rusia.

Medvédev, que lamentó en su momento que Rusia tardará casi 20 años en ingresar en la OMC, aseguró que Moscú "está interesado en que este proceso transcurra lo más rápido posible" pese a las dificultades técnicas y la posición de algunos países miembros.

Además de este asunto, el jefe del Gobierno ruso expresó su confianza en abordar con el mexicano Gurría otros temas como la presidencia rusa del G20, que celebrará su cumbre anual en septiembre próximo en San Petersburgo.

Por su parte, Gurría advirtió que el proceso de acceso en la OCDE difiere sensiblemente del que siguen los países que se integran en la OMC.

"Puedo destacar que hemos logrado algunos progresos al respecto", dijo, en alusión a la petición de las economías emergentes de disponer de más voz y voto en las instituciones financieras internacionales.

La OCDE, que exige a sus miembros un firme compromiso con la reforma económica, ha puesto en duda en el pasado el modelo económico ruso sustentado casi exclusivamente en la exportación de sus ingentes materias primas (petróleo, gas y minerales).

Precisamente, Medvédev subrayó esta semana la importancia de reducir el papel del Estado en la economía y en avanzar en la privatización de las grandes corporaciones.

Rusia considera que el ingreso en la OMC y la OCDE son claves para mejorar posiciones en la categoría de países por sus factores de riesgo y, como consecuencia, atraer más inversión exterior y reducir la fuga de capitales.

Precisamente, el presidente del principal banco ruso, Sberbank, Guerman Gref, aseguró hoy que la economía rusa ha salido perdiendo con la globalización de la economía debido a la falta de competitividad.

"En los últimos años sólo hemos ganado en exportación de materias primas. En todos los demás frentes salimos perdiendo. Nuestra competitividad tiene en la inmensa mayoría de los casos un carácter nacional. Si no logramos darle un carácter internacional nuestro futuro en los mercados mundiales es lamentable", advirtió.

Rusia solicitó por vez primera el ingreso en 1996 y espera que esto se haga realidad en breve o, al menos, no más tarde que otras economías emergentes como China, India o Brasil.

Organización fundada en 1961, la OCDE agrupa a 34 países y alrededor del 60 por ciento del Producto Interior Bruto global, y para su ingreso exige como requisito el compromiso con la apertura económica y la democracia.