Búnker 42, de secreto de Estado a museo de la Guerra Fría

¿Cuáles son los secretos de las instalaciones nucleares rusas? En este museo se conocen de primera mano los lugares que se utilizaban durante el siglo XX.

No olvides activar los subtítulos

“Búnker 42” es un museo dedicado a la Guerra Fría ubicado en Moscú. Hoy en día es posible recorrer las instalaciones y conocer más de cerca el conflicto que enfrentó a la URSS y a los EE UU. Situado a más de 65 m de profundidad, ocupa un espacio de 7.000 metros cuadrados. En los años 60, el búnker fue equipado con sistemas de soporte vital: suministros de agua y de alimentos para mantenerse bajo tierra durante un tiempo prolongado. Sin embargo, en los años 80, las condiciones se empeoraron y en 1995 se dio a conocer su existencia.

Está escodido dentro un falso edificio del siglo XIX con ventanas negras. La capa protege la entrada de las ondas de una explosión nuclear y es capaz de soportar un ataque directo de una bomba aérea.

Ahora el búnker es propiedad de una empresa privada fundadora del Museo de la Guerra Fría. Hay visitas guiadas, fiestas organizadas, banquetes y presentaciones. Aquí se celebró el estreno mundial del videojuego “Red Alert 3”.

Lea más:

Búnkeres soviéticos y el secreto Metro-2 de Moscú

Circulan por la capital rusa numerosas leyendas acerca de las construcciones militares bajo tierra

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.