¿Quién duda de la hospitalidad de los rusos?

Los rusos no tienen fama de ser muy hospitalarios, pero hay historias que lo desmienten. El mexicano Alejandro Salas Vidal comparte dos maravillosos casos cuando la gente que acababa de conocer le ayudó a llegar a su destino, sin pedirle absolutamente nada.

Vea más: Guía de supervivencia en el transporte ruso, según la mexicana Laura López>>>

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.