El catalán Josep Amigó se atrevió a bañarse en aguas heladas en invierno

Los rusos tienen la extraña costumbre de sumergirse en aguas heladas cuando todo lo de alrededor está nevado y la temperatura baja hasta varios grados bajo cero. Josep Amigó nos cuenta cómo fue su experiencia la primera vez que decidió sumergirse. ¡Toda una prueba de fuego!

 

Vea más: Curling en la Plaza Roja>>>

Todos los derechos reservados por Rossíiskaia Gazeta.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies