Deliciosa Rusia: Mermelada casera con moras y espino amarillo

Cuanto más intenso se vuelve el olor del otoño, mayor cantidad de tarros de varenie, conserva de frutas, encontraréis entre las conservas caseras de las amas de casa rusas.

Haz click en para activar subtítulos en español

“Varenie” es una antigua palabra rusa que significa “dulce hervido”. A finales del siglo XVIII y principios del XIX, la palabra “varenie” comenzó a ser sustituida por la palabra “kandirovanie”, o “caramelizado”. Sin embargo, en la jerga culinaria internacional “varenie” hace referencia exclusivamente a las formas rusas de preparar conservas de fruta. De hecho, la varenie rusa es muy diferente del dulce que comen, por ejemplo, los ingleses o los australianos para desayunar, junto con el té, en una tostada con mantequilla. Los europeos prefieren las confituras de frutas o incluso mermeladas más blandas.

La varenie es un producto relativamente de temporada. Goza de menor demanda durante la parte más cálida del año, en la que la gente prefiere bayas y frutas frescas y bebe menos té. La demanda crece al máximo en otoño e invierno.

¡Hola!. El verano llega a su fin, lo cual significa que en Rusia ha llegado la época de preparar conservas para poder pasar el invierno. Y eso es lo que vamos a hacer hoy. Vamos a preparar varenie, conserva de fruta rusa. Nosotros la haremos con espino amarillo, ciruelas, mandarinas y moras.

La preparación de varenie es una práctica muy popular entre la gente que tiene dacha, porque allí tienen acceso directo a los ingredientes principales: las bayas. Tanto las moras como el espino amarillo están muy extendidos en el centro de Rusia.

Generalmente se regala un tarro de varenie a las personas que se ponen enfermas porque contiene muchas vitaminas que permanecen incluso después de hervirlas. El espino amarillo, por ejemplo, tiene mucha vitamina C, mientras que las moras contienen una gran cantidad de vitamina K.

Antes de prepararnos para el último paso, llenamos los tarros hasta arriba de agua hirviendo para limpiarlos. Tras tirar el agua, los llenamos de varenie todo lo que podamos para que quepa la menor cantidad de aire posible. Esto ayudará a que permanezca fresca durante mucho tiempo. Podéis usar tapas de rosca normales, pero existe un método para conservar la confitura usando este aparato. Necesitaréis unas tapas especiales que van por encima del borde del tarro. Ponemos la tapa encima y la giramos. Después, dadle la vuelta al tarro para que vuestra varenie se enfríe en esa posición. Si queda algún agujero u obertura, el tarro podría romperse o la varenie podría echarse a perder antes de lo que debería.

Lea más: ¿En qué consiste realmente la cocina rusa?>>>