Deliciosa Rusia: el desayuno más nutritivo

La mejor manera de prepararse para un día activo es tomando un desayuno fuerte. La versión rusa incluye huevos, salchichas, pan y cebolla, todo ello sazonado de eneldo, que le da un aire mucho más sabroso.

Haz click en para activar subtítulos en español

Los huevos son quizás el alimento más universal que existe. Están formados por dos sustancias separadas: la clara y la yema, ambas ricas en varios componentes nutritivos que pueden usarse para una gran cantidad de platos únicos, desde salsas como la mayonesa o la salsa holandesa hasta tortillas, fritattas o incluso postres como el merengue o las natillas. No es de extrañar que cada país o cultura tenga sus métodos preferidos para utilizar los huevos en su gastronomía.

Los franceses tienen un modo especial de preparar las tortillas, los portugueses preparan sus famosos “ovos moles” y los mexicanos son famosos por sus deliciosos huevos rancheros. El desayuno tradicional inglés también incluye huevos. España tiene su tortilla de patatas, Estados Unidos su ensalada de huevo, la cocina árabe y judía tienen la shakshouka, etc.

Los rusos no tienen muchas recetas clásicas que lleven huevo, pero sí hay varias formas de cocinar los huevos. Por ejemplo, los rusos adoran los huevos fritos. En Rusia se suele añadir algún otro ingrediente a la sartén además de los huevos, y a este plato se le llama “yaichnitsa-glazunia”, que significa literalmente “ojos de huevo bien abiertos”.

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.