Cinematrioshka: 115 años del nacimiento de Serguéi Eisenstein

El cine ruso es como una matroshka: siguiendo el método que en crítica de arte se conoce como “mise en abyme”, jugamos con los diferentes significados. Este video-blog tiene como objetivo ayudaros a comprender el cine ruso contemporáneo (en este caso no tanto contemporáneo como inmortal).

Uno de los directores de cine más importantes, Serguei Eisenstein.

En nuestra última entrega de Cinematrioshka vimos el reciente discurso de Peter Greenaway sobre el vídeo arte. Greenaway además tiene espera rodar una película sobre la vida de Eisenstein, Eisenstein en Guanajuato, que se centra en la estancia del director ruso en México en 1930. Como podemos ver, prácticamente todos los cineastas modernos (rusos u occidentales, de Asia o de donde sea) ponen a Eisenstein en su lista de influencias. No es sorprendente. 

Es evidente que Serguei Eisenstein, al igual que otros pioneros del cine mudo como Griffith o Murnau, tuvo un inmenso impacto en la historia del cine. 

Hoy hacemos un seguimiento de la carrera creativa de Eisenstein, echando un vistazo a sus películas más importantes como La Huelga, Octubre, Alexandr Nevski, Iván el terrible y por supuesto El Acorazado Potemkin, teniendo siempre presente la teoría del montaje de Eisenstein. Gracias al montaje de corte rápido, y tomas lejanas de multitud de extras, la audiencia no puede simpatizar con personajes individuales sino con la población revolucionaria en general. Eisenstein rompe brevemente este molde, sin embargo, en una escena en la que Vakulinchuk se escapa del oficial del barco que está intentando matarle y, por supuesto, durante la famosa secuencia de las escaleras de Odesa, cuando nuestros corazones laten horrorizados por la vida del desgraciado niño en el carrito tambaleante…