Serguéi Rajmáninov, el último romántico de la música clásica rusa

Serguéi Vasilievich Rajmáninov fue un compositor, pianista y director de orquesta ruso. Rajmáninov estaba considerado como uno de los mejores pianistas de su época y como compositor fue uno de los más grandes representantes del romanticismo en la música clásica rusa. 

Las influencias tempranas de Chaikovski, Rimski-Korsakov y otros compositores rusos dieron paso a un lenguaje tremendamente personal que poseía un pronunciado lirismo, una amplitud expresiva, una ingenuidad estructural y una paleta tonal de ricos y peculiares colores orquestales. El piano es una característica prominente en la producción compositiva de Rajmáninov. Se propuso utilizar su habilidad como intérprete para explorar en profundidad las posibilidades expresivas del instrumento. Incluso en sus primeros trabajos muestra un claro entendimiento de la escritura para piano y un sorprendente don para la melodía.