Imitando a Van Gogh y Picasso con fotografías

Press photo
Lilya Cornely y su equipo realiza fotografías de jóvenes rusas que tienen un gran parecido a las modelos de famosas obras maestras.

El proyecto, titulado 'Ser una musa' lo creó la fotógrafa Lilya Cornely. El objetivo es mostrar la belleza femenina como un regalo imperecedero, que ha sido glorificado por los artistas desde tiempo inmemorial.

El resultado es llamativo a pesar de que no participaron modelos profesionales.

“Todo empezó de manera espontánea, cuando la fotógrafa armenia Lilya Corney se mudó a Viena, a una ciudad en la que se respira arte. Lily, la estilista Olga Shloemer y yo, inspiradas en el arte europeo, decidimos invitar a unas chicas rusas a un viaje en el tiempo y en el espacio, a que se convirtieran en un objeto de arte, en una musa, en una fuente de inspiración viva”, explica Lada Alexandrova.

Vincent Van Gogh, Gustav Klimt, Sandro Botticelli, Amedeo Modigliani y otros artistas son algunas de las fuentes de inspiración de este proyecto.

En ocasiones las similitudes entre la obra de arte y la fotografía es sorprendente.

“El proceso de preparación para la toma de la fotografía consume mucho tiempo. Escogemos cada persona y cada cuadro de manera individual y trabajamos con el pelo, el maquillaje y el estilo. Lleva semanas de preparación aunque la toma de la propia fotografía va muy rápido”, dice Lada.

Todos los derechos reservados por Rossíiskaia Gazeta.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies