Interiores cósmicos de la arquitecta soviética Galina Balashova

“Diseño para el programa espacial soviético” fue el nombre de la exposición en el Museo Alemán de la Arquitectura se dedicó a los trabajos de Galina Balashova. En la pantalla eran modelos de naves espaciales, cuadros, esbozos, y dibujos de acuarela.

“Diseño para el programa espacial soviético” fue el nombre de la exposición en el Museo Alemán de la Arquitectura se dedicó a los trabajos de Galina Balashova. En la pantalla eran modelos de naves espaciales, cuadros, esbozos, y dibujos de acuarela.

Galina Balashova
Los diseños de esta mujer rusa, que trabajó sin tener en cuenta los estudios anteriores, destacan por su belleza y armonía.
En el junio del 2015 el Museo Alemán de Arquitectura (Deutsches Architekturmuseum) en Frankfurt presentó una exposición dedicada a una arquitecta rusa. Sin embargo, no encontrará los edificios en ninguna calle.
Actualmente Galina Balashova vive en Rusia. Sus principales exposiciones principales se han celebrado en Alemania, y muy pocas que han tenido lugar en su patria, donde su trabajo apenas se conoce.  Lea más:    Las lecciones aprendidas gracias al transbordador soviético Burán    Entrevista a Valeri Burdakov, uno de los encargados del diseño de este aparato, que tuvo un triunfal despegue pero fue posteriormente abandonado
Galina Balashova era una arquitecta secreta soviética y fue una de las primeras personas en diseñar el interior de una nave espacial. / Galina Balashova en un modelo de una nave espacial.
Galina Balashova trabajó en el diseño de interiores de las naves espaciales. Ella misma hizo todos los cálculos técnicos y no confiaba en el trabajo de sus precursores. / Diseño de la estación espacial de Mir.
Los trabajos de Galina están publicados en una monografía titulada "Galina Balashova. Arquitecta del Programa Espacial soviético". Incluyen proyectos y dibujos técnicos para cápsulas Soyuz y las estaciones espaciales Salyut y Mir. / Esbozo de un módulo habitable para la Soyuz-M.
Cianotipo de la nave espacial de Soyuz. Sus esbozos a menudo se firmaban aunque fueran confidenciales.
Un esbozo del interior de la estación espacial de Mir. Las zonas coloreadas permiten que los cosmonautas en estado de la ingravidez puedan determinar fácilmente dónde están el techo y el suelo.