Azafatas rusas compiten en concurso de belleza

La segunda edición del concurso de belleza de azafatas contó con cerca de mil solicitudes de 15 compañías aéreas.

 

El primer concurso de belleza de azafatas tuvo lugar en 2014 y en él participaron unas 500 jóvenes de 15 compañías aéreas de Rusia. La ganadora fue Daria Kovshik, de Aeroflot. Este año ha tenido que cederle su corona a otra joven hermosa.

En 2015 se han recibido casi el doble de solicitudes de participación. Las chicas pasaron varias etapas de selección en las que no solo se tenía en cuenta su apariencia física sino también lo bien que se desenvuelven en casos de emergencia y rescate o cómo se las arreglan si hay un alborotador a bordo.

 

26 chicas llegaron a la final, después de pasar una semifinal en la que hubo una prueba de conocimientos de inglés. También contestaron a preguntas del jurado sobre la historia de sus compañías aéreas y la geografía de Rusia.

 

La final fue a finales de noviembre. Al empezar las concursantes bailaron, imitando las instrucciones que se dan antes del vuelo.

 

Las chicas hablaron sobre los momentos más importantes e interesantes de su trabajo. A la finalista Tatiana Mets de la compañía “Rossiya” le gustaba la gente en uniforme desde pequeña, pero nunca se imaginó que se convertiría en azafata. “Y pasados muchos años, cuando trabajaba en un banco, vi por casualidad un anuncio donde se buscaban azafatas. Entonces tomé la decisión”, cuenta. Lo más gracioso que le ha pasado fue cuando los pasajeros le pidieron bajarle el volumen al motor o cortar las turbulencias.

 

“Me gusta mi trabajo porque siempre estoy cambiando de lugar, de circunstancias, -declaró Kristina Pobiyanskaya de Royal Flight. —Me gustaría que la gente se diera cuenta de que un auxiliar de vuelo no es un camarero a bordo, sino un profesional de su campo; y de que, en realidad, es un trabajo duro. Garantizar la seguridad, un aterrizaje cómodo, ayudar a la gente a causa de sus temores, prestar atención médica, o simplemente transmitir buen humor no es algo de lo que todo el mundo sea capaz”.

 

Olga Volia de S7 siempre parece ser el centro de atención. “Aunque de todos modos no es la apariencia lo que hace que la gente quiera charlar conmigo, sino mi sentido del humor y mi actitud positiva ante cualquier situación. A todo el mundo le gusta ver gente feliz, —considera ella. —Esto me ayuda en el trabajo”.

 

La siguiente etapa fue un concurso de creatividad. Olga Voloshina de UTair tocó el acordeón para los invitados.

 

Alesia Kuzina de S7 salió a escena con su hija y la tarta que habían hecho con la forma del avión de su compañía aérea, y se la regalaron al jurado.
 

 

Fue ella la ganadora del concurso en la categoría “Aviación civil”. Y en la nominación “Aviación de negocios” la ganadora de la corona fue Anatasia Babushkinaya, de aerolíneas privadas.

¿Quiere recibir la información más destacada sobre Rusia en su correo electrónico? Pincha en  y reciba cada viernes el material más interesante.

Todos los derechos reservados por Rossíiskaia Gazeta.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies