Los últimos supervivientes de los Convoys del Ártico visitan San Petersburgo.