Viajes por Rusia: Súzdal, la memoria viva de la antigua Rus