Un frisbee, perro y nieve. ¡Diversión asegurada!