Un grupo de personas dedicado a salvarnos de un posible desastre nuclear

El Ministerio de Situaciones de Emergencia de Rusia (también conocido como Ministerio de Control de Emergencias o EMERCOM) ha mostrado algunos nuevos equipos de los que posee.
El nuevo equipamiento es utilizado por las fuerzas especiales de rescate, en alerta las 24 horas del día los 7 días de la semana, para realizar operaciones de salvamento, humanitarias y de alto riesgo.
En su arsenal no solo hay dragaminas sobre orugas, que llevan mucho tiempo en servicio.
EMERCOM ha comenzado a adquirir una nueva generación de tecnología única, parte de la cual ha sido fabricada en el extranjero.
Por ejemplo, la capacidad de rescate del ministerio se han visto enormemente ampliada gracias a los sistemas robóticos Brokk de Suecia y a la serie MF RTC de Alemania.
Estos aparatos están adaptados para trabajar en espacios cerrados, así como en ambientes corrosivos o radioactivos y están equipados con manipuladores e instrumental reemplazables: diferentes agarres, palas excavadoras, cizallas y martillos hidráulicos.
EMERCOM también tiene toda una serie de equipamiento ruso a su disposición: por ejemplo, robots para la localización de fuentes de radiación ionizante.
Esta tecnología se puso a prueba por primera vez cerca de Grozni, la capital de la república chechena. Allí el MRK-25 se utilizó para llevar a cabo una operación de localización de una fuente de cobalto radioactivo.
Muchos países reconocen que el EMERCOM es líder en el campo de ambientes corrosivos, radioactivos y de limpieza de minas.
Los expertos están haciendo ahora mejoras de alta prioridad a los robots para aumentar su movilidad y su resistencia a factores dañinos.
En los últimos años se han realizado más de 2000 operaciones especiales que han salvado la vida de más de 2000 personas y neutralizado más de 55.000 artefactos explosivos.