Kokoshnik: la evolución del típico tocado ruso