Padre Konstantín, vida espiritual apartado del mundanal ruido