Una novela a cielo abierto