La valentìa de los abuelos inspira a los realizadores amateur