Dmitri Medvédev besa un crucifijo durante la visita a Jerusalén

El primer ministro Dmitri Medvédev besa un crucifijo durante la visita que realizó al Santo Sepulcro de Jerusalén.

El primer ministro Dmitri Medvédev besa un crucifijo durante la visita que realizó al Santo Sepulcro de Jerusalén.

AP

El primer ministro Dmitri Medvédev besa un crucifijo durante la visita que realizó al Santo Sepulcro de Jerusalén.

Todos los derechos reservados por Rossíiskaia Gazeta.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies