Cómo se bebía cerveza en la URSS

Antes de la revolución, el Imperio ruso producía diferentes variedades de cervezas elaboradas según las normas occidentales: Vénskoie (vienesa), Múnchenskoie (muniquesa), Pilsener, Bavárskoie (bávara), Kulmbákskoie (de Kulmbach), Boguémskoie (bohemia) y otros. Después de 1917, los nombres "burgueses" fueron reemplazados por títulos soviéticos. Por ejemplo, Venskoie se convirtió en Zhigulióvskoie (Zhigulí), Pilsener en Rússkoie, y Múnchenskoie en Ukraínskoie.

Antes de la revolución, el Imperio ruso producía diferentes variedades de cervezas elaboradas según las normas occidentales: Vénskoie (vienesa), Múnchenskoie (muniquesa), Pilsener, Bavárskoie (bávara), Kulmbákskoie (de Kulmbach), Boguémskoie (bohemia) y otros. Después de 1917, los nombres "burgueses" fueron reemplazados por títulos soviéticos. Por ejemplo, Venskoie se convirtió en Zhigulióvskoie (Zhigulí), Pilsener en Rússkoie, y Múnchenskoie en Ukraínskoie.

Nikolái Adámovich/TASS
La gente de la Unión Soviética amaba la cerveza, casi tanto como el vodka. Se bebía por la mañana, mientras se estaba de pesca, en la banya y después de un duro día de trabajo. No había un momento concreto para beberla. ¡Siempre era la hora de la cerveza!

 

Pudiera parecer que en la Unión Soviética la cerveza de los llamados países "hermanos" como Polonia y Checoslovaquia estuviera al alcance de cualquiera pero el acceso a ella era limitado. Las bebidas alcohólicas extranjeras sólo aparecieron en las estanterías de las tiendas cuando cayó el telón de acero y muchas fábricas rusas comenzaron a fabricar cerveza bajo la licencia de marcas internacionales. Sin embargo, la Zhigulevskoe sigue siendo amada en Rusia.