El valle de Barguzin, en la tierra de los mil espíritus