La gente de Lipetsk celebra el “festival del tocino”

Este enero los habitantes de Dobroye, un pueblo de la región de Lipetsk, a 430 km al sudeste de Moscú, han celebrado su amor por un tipo de tocino, que en ruso se llama “salo”, organizando el festival de “Dobroye salo” (Buen tocino). En la tradición rusa el salo se prepara a partir de pedazos de panceta (a veces de vientre de cerdo), con o sin piel.

Muchos rusos creen que el salo es bueno para la salud e incluso para adelgazar. Dicen que contiene aminoácidos que ayudan a quemar la grasa del cuerpo. Tradicionalmente las finas lonchas de este aperitivo blanco se comen con pan negro, ajo y vodka. El festival de “Dobroe salo” se celebró al aire libre en la feria local, donde los productores de toda la región de Lipetsk expusieron las variedades salada, con especias, cocida, ahumada, en sus diferentes presentaciones, de las que la figura del cerdo fue la más popular.

Gracias al éxito de la iniciativa, los organizadores ya han mostrado su interés por hacer este festival anual e invitar a los productores de las regiones vecinas.