España y Rusia, la actualidad de las relaciones diplomáticas

Vladímir Putin con Juan Carlos en el Kremlin.
Vladímir Putin con Juan Carlos en el Kremlin. / Reuters
Las relaciones bilaterales fueron inexistentes durante la dictadura del general Franco y la Guerra Fría, periodo en el que los dos países se consideraban enemigos. Sin embargo, la situación cambió durante la Transición. El 9 de febrero de 1977, los ministros de Asuntos Exteriores, Andréi Gromyko y Marcelino Oreja, restablecieron las relaciones diplomáticas entre la Unión Soviética y el Reino de España. RBTH explica la situación de las relaciones diplomáticas 40 años después de su restablecimiento.

La semana pasada Moscú acogió el Foro Económico Gaidar, uno de los encuentros internacionales más destacados del país. Entre los temas abordados estuvo el 40º aniversario de las relaciones diplomáticas entre Rusia y España. En el debate participaron expertos y académicos de ambos países que arrojaron luz sobre el actual estado de las relaciones.

Mutua comprensión de procesos internos

“Rusia fue capaz de construir muy rápidamente las relaciones políticas con España y alcanzar niveles comparables a las que tenía con los principales países europeos, - comenta Ígor Ivanov,  presidente del Consejo para Asuntos Internacionales de Rusia. - En gran parte esto se debe a la mutua comprensión de los complejos procesos internos que tuvieron lugar en ambos países: la transición de los años 70-80 en España, y la de los 90 en Rusia. Además, el rey Juan Carlos I desempeñó un papel clave en el dinámico desarrollo de las relaciones bilaterales .”

Cooperación bilateral

Según datos del Instituto Elcano, España nunca ha percibido Rusia como una amenaza o un peligro para la paz mundial.  

Como señala Emilio Lamo de Espinosa, el presidente del Real Instituto Elcano y catedrático de Sociología de la Universidad Complutense, la cooperación entre los dos países se ha desarrollado, sobre todo, dentro del marco multilateral de los organismos internacionales como la ONU, la UE y la OTAN. España, como país miembro, comparte y aplica las decisiones de la política común europea. De modo que el país se alinea con la UE en lo que respecta a Crimea y las sanciones contra Rusia.

Aunque forma parte del grupo de países de la UE que desea mantener un dialogo abierto. Por ejemplo, es partidaria de la liberalización de visados para entrar en la UE.

Además, recientemente se han reaizado varios intentos para impulsar elfortalecimiento de relaciones. Se han celebrado tres años duales España-Rusia: Año Dual España-Rusia en 2011 (ese mismo año España fue el país invitado al Foro Económico de San Petersburgo), Año Dual de las Lenguas Española y Rusa en 2015-2016, Año Dual del Turismo España-Rusia en 2016-2017 y festival Feel Russia en España.

Comercio

En los últimos años, el efecto acumulado de la recesión económica en Rusia, los bajos precios del petróleo y las sanciones han reducido el comercio bilateral, especialmente las exportaciones españolas, donde hubo una caída acumulada del 43 % en 2015. También las inversiones españolas en Rusia son reducidas; apenas alcanzaron los 64 millones de euros en 2015.

Según el embajador de Rusia en España, el embargo a los alimentos procedentes de Occidente que entró en vigo en agosto de 2014, han causado más de 700 millones de pérdidas a España. 

Turismo

El turismo es uno de los ámbitos de mayor intercambio y dinamismo. En abril se inauguró el Año Dual del Turismo. Tras unos años de fuerte crecimiento, el flujo de turistas rusos  a España en 2015 cayó en un 32% debido, sobre todo, a la devalución del rublo. Sin embargo en 2016 hubo un aumento, en gran medida a debido a la inseguridad en lugares como Turquía y Egipto, lugares que compiten con España por los turistas rusos.

Al mismo tiempo, Rusia está haciendo esfuerzos por aumentar el número de visitantes procedentes de Rusia. Esta misma semana se abrirá en Madrid una oficia de promoción turística Visit Russia.

Cultura

“El viento sopla a favor del acercamiento cultural, porque ya existe una imagen importante en España de la cultura rusa. En Barcelona y Madrid se puede ver obras de teatro de Chéjov, se traducen y venden los clásicos rusos. Por ejemplo, se ha reeditado la obra completa de Pushkin. Somos muy sensibles a la cultura rusa y creo que también en Rusia son muy sensibles a la cultura española. Es así porque nuestras culturas son universales. Además, Rusia es una potencia de las artes estéticas. Pienso que tenemos que valorar más los eventos culturales como instrumentos fundamentales de las relaciones internacionales y de la política exterior de un país con el poder de Rusia”, afirma Álvaro de la Riva, el consejero cultural de la Embajada de España.

Educación

“En el área de educación primaria Rusia ocupa un puesto destacado, - comenta Dmitri Guzheliá, el jefe adjunto de Rossotrúdnichestvo. - Este año en Valencia se abrieron tres escuelas ruso-españolas con programas educativos especiales. Se utilizan los logros de Rusia en las matemáticas y ciencias naturales, dos campos en los que Rusia siempre ha tenido un papel destacado. También están muy demandadas las prácticas rusas en la esfera de educación preescolar. En este momento España cuenta con más de 150  jardines de infancia que están diseñados tanto para los niños rusos como españoles (cerca de 30 % de los niños).”

Paralelismos históricos

No exenta de polémica hay historiadores que afirman que, al igual que España, Moscovia asumió la defensa de la fe cristiana y definió parte de su identidad nacional mediante el “esfuerzo por expulsar a los musulmanes “: mongoles en el caso de Rusia, y árabes en el de España. En ambos países la empresa militar se convirtió en causa religiosa y viceversa.

Otro paralelismo clásico es la resistencia de Rusia y de España frente a las invasiones napoleónicas. Se recuerda especialmente el alzamiento del pueblo de Madrid en 1808 y la quema de Moscú en 1812.