Rusia critica la nueva política de EE UU hacia Cuba

19 de junio de 2017 Eugenia Tereshkova, RBTH
El Ministerio de Relaciones Exteriores de Rusia evaluó la decisión de Donald Trump de eliminar las medidas de la anterior administración estadounidense para normalizar las relaciones con Cuba.
President Donald Trump
Donald Trump endureció la política hacia Cuba. Fuente:AP

La cancillería rusa calificó la nueva política hacia Cuba del presidente Donald Trump como“retórica de la guerra fría”, según la declaración emitida el pasado 18 de junio.“Tal enfoque caracterizaba la relación estadounidense hacia Cuba durante varias décadas”.

En el Ministerio de Relaciones Exteriores ruso subrayaron que la política de la Administración Obama “realizó cambios importantes en su enfoque político hacia la isla”. También destacaron que “no fue solo una expresión de buena fe de diferentes políticos, sino fruto de la reflexión del fracaso de la política de las sanciones contra este pequeño estado amante de la libertad”.

Se alababa la decisión de Obama de apoyar la apertura hacia Cuba sin que hubiera ganadores y perdedores. En el Ministerio lamentan que el discurso anticubano vuelva a “tener amplia presencia”, además de considerar que es una política“arrogante” y “sin perspectiva”.

Asimismo, el Ministerio de Relaciones Exteriores de Rusia expresó su “solidaridad inmutable con Cuba” y recordó que en 2016 la Asamblea General de la ONU aprobó una resolución sobre la “necesidad de poner fin al bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por los EE UU contra Cuba”,  con el apoyo de la “gran mayoría de los países”. 191 estados votaron a favor de esta resolución y dos países se abstuvieron (EE UU e Israel).

“Alentamos a la Administración Trump a que haga caso a este voto casi unánime de la comunidad internacional”.

Donald Trump anunció la semana pasada que endurecía la política hacia Cuba anulando varias soluciones alcanzadas por Obama. Arturo Lopes-Levy en El País destaca tres nuevas líneas de actuación en la política de EE UU: “1. Las limitaciones a los viajes individuales a Cuba por concepto educativo para la población norteamericana sin tocar los viajes cubano-americanos que son el grueso de esa actividad. 2. Poner una lista de cambios a hacer por los gobernantes cubanos como precondición para cualquier negociación de Trump con Cuba. 3. Limitaciones al acceso de las empresas bajo control militar en Cuba a las ganancias derivadas de los viajes de norteamericanos”.

Según Trump, las sanciones estadounidenses seguirían en vigor hasta que las autoridades cubanas no liberen a los presos políticos, dejen de intimidar a los disidentes y respeten la libertad de expresión.

“Las relaciones entre EE UU y Cuba seguirán congeladas cómo mínimo hasta 2018, cuando Raúl Castro abandone su cargo y se produzcan cambios en las autoridades del país”, comenta Vladímir Súdarev, vicedirector del Instituto de Latinoamérica de la Academia de Ciencias de Rusia, a RBTH.

+
Síguenos en nuestra página de Facebook