Perú planea modernizar los tanques soviéticos T-55

Moscú empezó a fabricar el tanque antes de que terminase la Segunda Guerra Mundial.

Moscú empezó a fabricar el tanque antes de que terminase la Segunda Guerra Mundial.

Grigoriy Sisoev/RIA Novosti
Las autoridades del país andino han mostrado su interés en modernizar los tanques suministrados a Perú en la época soviética, según afirma el subdirector del Servicio Federal de Cooperación técnico-militar, Anatoli Punchuk.

El subdirector del Servicio Federal de Cooperación Técnico-militar, Anatoli Punchuk, que encabezó la delegación rusa en la feria SITDEF-2017, celebrada recientemente en Lima, declaró a la agencia rusa Interfax que las autoridades de Perú están interesadas en modernizar los tanques T-55.

Estos aparatos fueron fabricados en la URSS y adquiridos por el país andino en la época soviética, por lo que muchos expertos militares rusos interpretan la intención del gobierno peruano como una confirmación de la calidad de estos blindados.

Moscú empezó a fabricar el tanque, que se llamaba inicialmente T-54, antes de que terminase la Segunda Guerra Mundial. En 1947 este aparato se incorporó a las fuerzas armadas soviéticas y al año siguiente se puso en marcha la producción de una versión modernizada, el T-55.

“Las Fuerzas Armadas de Perú cuentan con un número significativo de los tanques T-55 y están interesados en su modernización con la participación de la parte rusa”, comentó Anatoli Punchuk a los periodistas, respondiendo a una pregunta de Interfax.

El funcionario no precisó cómo y cuándo se realizará este proyecto, pero subrayó que en adelante se planea también firmar un acuerdo para el suministro de los tanques T-90S a Perú.

Según Anatoli Punchuk, la feria SITDEF-2017 ha mostrado que las autoridades del país tienen intención de desarrollar la cooperación técnico-militar con Rusia. “La parte peruana afirma que está dispuesta a continuar nuestro diálogo estratégico en cuestiones de cooperación técnico-militar. Las negociaciones que hemos mantenido aquí (en Lima) nos permiten llegar a la conclusión de que los autoridades de Perú están interesadas en desarrollar el diálogo, conocen bien nuestra técnica y la aprecian mucho”, dijo Punchuk.