Victoria de la oposición en Venezuela no amenaza contratos con Rusia

AP
La llegada al poder de la oposición venezolana plantea cuestiones delicadas para las empresas rusas, aunque no supondrá que se retiren del mercado. Esta es la conclusión a la que han llegado los expertos consultados por RBTH, que han explicado que las empresas rusas colaboran con las venezolanas, principalmente, en el ámbito del petróleo, el gas y el sector técnico-militar.

Venezuela ocupa el quinto lugar entre los países a los que Rusia proporciona armamento y es el destino del 6% del total de los suministros, según ha explica Alexander Fomín, director del Servicio Federal de Cooperación Técnico-militar, en declaraciones a RBTH.

En las pasadas elecciones parlamentarias que se celebraron a principios de diciembre de 2015, la oposición de la Mesa de Unidad Democrática (MUD) logró una victoria abrumadora. Según datos del Consejo Nacional Electoral, el MUD ha obtenido una mayoría cualificada en la Asamblea Nacional (109 de los 167 escaños), y tres escaños más que pasarán a manos de los representantes de los pueblos y comunidades indígenas, que también se encuentran en la oposición.

La principal colaboración económica entre Rusia y Venezuela se concentra en el ámbito del petróleo y el gas. Concretamente, la empresa rusa Rosneft se dedica a la extracción de petróleo integrando un grupo de cinco empresas junto a la corporación estatal venezolana PDVSA, que cuenta con unas reservas potenciales valoradas en 20.500 millones de toneladas de petróleo. La empresa rusa tiene previsto aumentar la extracción de petróleo en Venezuela de los 1,6 millones de toneladas de 2014 a los 8 millones en 2019. Desde 2010 hasta 2014, Rosneft ha invertido en Venezuela 1.400 millones de dólares y prevé invertir hasta 14.000 millones de dólares en el país. Además Gazprom Neft, filial de Gazprom, también tiene una empresa conjunta con PDVSA para extraer crudo pesado.

Por su parte, la empresa energética Inter RAO Export está trabajando con la corporación estatal venezolana Bariven: la parte rusa debe suministrarle 13 instalaciones de turbinas de gas, de las cuales diez ya se han enviado al comprador.

Conservar el statu quo

Rosneft e Inter RAO no prevén que se produzcan cambios sustanciales en las relaciones que mantienen con sus socios venezolanos, según han explicado en declaraciones a RBTH.

“Si la oposición mantiene el rumbo hacia el crecimiento económico y el aumento del nivel de vida de la población, que sería la única opción correcta, ninguno de los sectores en los que Rusia y Venezuela mantienen relaciones comerciales y económicas se verá afectado”, afirma Nikita Kulikov, director general de HEADS Consulting.

Según él, “en cualquier caso, Venezuela está atravesando una dura situación financiera, porque su principal activo es el petróleo, cuyos precios han alcanzado mínimos en los últimos años. “Así que sería lógico que, además de conservar las relaciones con Moscú, intenten fortalecerlas”, añade Kulikov.

¿Quiere recibir la información más destacada sobre Rusia en su correo electrónico? Pincha en  y reciba cada viernes el material más interesante.

Todos los derechos reservados por Rossíiskaia Gazeta.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies