'Osos' rusos al servicio de la seguridad de Uruguay

Vitaly Kuzmin
Uruguay compra tres vehículos blindados Medved ('oso' en ruso) VPK-3924 de fabricación rusa, informa el portal especializado español 'Infodefensa'.

Según el portal, el gobierno uruguayo —que publicó una licitación en verano de 2015 para la adquisición de tres nuevos vehículos blindados— invalidó los resultados del concurso porque ninguno de los vehículos presentados cumplía los requisitos fijados, entre los que se incluía la protección antiminas, el suministro de repuestos y un servicio de mantenimiento durante el periodo de garantía estipulado.

Finalmente, el gobierno decidió adquirir directamente los vehículos blindados SPM-3 Medved en Rusia. Los tres nuevos SPM (vehículo especial de la policía) están destinados a servir en las filas del cuerpo militarizado de la policía de Uruguay, la Guardia nacional republicana.

El SPM-3 Medved fue diseñado para las tropas internas de Rusia (MVD), donde prestan servicio desde 2014. Se trata de un diseño ruso completamente nuevo; el primer vehículo que utiliza la tecnología antiminas conocida en occidente como MRAP (del inglés Mine Resistant Ambush Protected). Los ingenieros rusos han añadido a esta tecnología norteamericana una serie de soluciones de diseño que mejoran el grado de protección y maniobrabilidad de sus análogos extranjeros.

Por otra parte, estas máquinas requieren un mantenimiento mínimo —característica que comparte con toda la tecnología militar de fabricación rusa— son fiables y poco exigentes con las condiciones climatológicas y geográficas del entorno, entre otras cosas.

Según Serguéi Suvorov, jefe del servicio de prensa de la empresa VPK (que diseñó el Medved), el SPM-3 ha sido sometido a pruebas en condiciones extremas de temperatura: desde las bajas temperaturas del Extremo Norte a máximas de +45 grados a la sombra.

De acuerdo con las declaraciones del diseñador principal del vehículo, Mijaíl Kireyev, el Medved destacó por su solidez en todas las etapas del examen estatal. Con esta valoración coincide también el mando de las tropas del Ministerio del Interior ruso, para las que se diseñó el vehículo.

El Medved fue diseñado como vehículo estratégico y de transporte de las tropas internas para operaciones de control en situaciones de desorden público y misiones de defensa territorial. Además, se puede emplear también como vehículo de mando, de exploración, médico y de escolta. A diferencia de otros vehículos blindados, el Medved se puede conducir por carreteras públicas.

La cabina puede alojar una tripulación de dos personas y tiene capacidad para transportar a otros diez soldados. Las puertas traseras se despliegan, lo que permite que los soldados entren y salgan del vehículo sin quedar expuestos al fuego enemigo. La estructura de los bajos tiene un diseño en forma de V, que es lo que permite dispersar la energía de las explosiones. El armazón y los  cristales blindados resisten impactos de proyectiles perforantes B-32 de 7,62 mm disparados a una distancia de 100 m, así como una explosión bajo rueda equivalente a 7 kg de TNT. La tripulación permanece intacta incluso en caso de que el vehículo salte por los aires.

Se le puede instalar cualquier tipo de arma según la misión a cumplir: ametralladoras de diversos calibres, lanzagranadas, sistemas antitanque, etc.. Eso sin contar todo un arsenal de dispositivos especiales como el sistema de extinción de incendios (también de incendios en las ruedas), el sistema de bloqueo de artefactos explosivos controlados por radio, el proyector con control remoto y faros de xenón OU-5M, el aire acondicionado y una estación de radio Erika-201. Todo esto permite que el control y la conducción del vehículo resulten más cómodos y seguros.

El parque de automóviles de Uruguay como motor comercial

Uruguay no tiene que acostumbrarse a los vehículos rusos. En 1990, este fue el primer país latinoamericano en comprar vehículos soviéticos desechados por otros Estados, principalmente por la República Checa y Alemania (la antigua RDA). Entre otros, adquirió camiones Ural y vehículos UAZ-469. Estas compras aumentaron el nivel de equipamiento técnico de las fuerzas armadas del país, además de dar un impulso al posterior desarrollo de la cooperación técnico-militar con Rusia.

Así, de acuerdo con el Centro Ruso de Análisis del Comercio Internacional de Armamento (TsAMTO, por sus siglas en ruso), en 2002 Uruguay se convirtió en el segundo socio latinoamericano de Rusia en el campo de la cooperación militar. El grueso de la cooperación bilateral en aquel momento lo conformó el suministro de vehículos, que se empleó para pagar la deuda de la URSS a Uruguay.  Entre 2002 y 2003, Uruguay recibió como pago de la deuda 186 todoterrenos UAZ, 48 vehículos blindados Vodnik y cerca de 200 camiones pesados Ural de doble tracción para cubrir las necesidades del Ministerio de Defensa.

Después, la relación entre los dos países pasó al plano comercial. En 2011, Uruguay adquirió para la Guardia Nacional de la República Oriental tres vehículos blindados Tigr (junto con una partida de fusiles de asalto AK-103) con el objetivo de mejorar la capacidad combativa de la policía uruguayuruguaya en la lucha contra el creciente narcotráfico. Uruguay fue el primer comprador extranjero del Tigr.

El precio final del contrato no se reveló (aunque según fuentes públicas, el precio de una unidad Tigr asciende a 300.000 dólares). A los Tigr rusos se suman ahora los nuevos Medved, que irán abriendo camino a la entrada rusa en el mercado de armas uruguayo. 

 

¿Quiere recibir la información más destacada sobre Rusia en su correo electrónico? Suscríbase a nuestros boletines semanales y reciba cada viernes el material más interesante.

Todos los derechos reservados por Rossíiskaia Gazeta.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies