Expertos rusos califican de fiasco el plan de Tillerson sobre Rusia y EE UU

Reuters
Medios estadounidenses informaron este martes de un plan marco elaborado por el secretario de Estado de EEUU, Rex Tillerson, que tiene por objetivo construir las futuras relaciones con Rusia, de lo que el Kremlin dijo no estar al tanto.

El diablo está en los detalles

“El diablo está en los detalles, como siempre”, declara Andréi Kortúnov, directos de Consejo Ruso de Asuntos Internacionales y miembro del Club Valdái. “Por ejemplo, los autores del plan hacen referencia a supuestos planes de hostigamiento contra diplomáticos estadounidenses [realizados supuestamente por los servicios de seguridad rusos], pero no pueden dar lecciones en esta materia, ya que han expulsado diplomáticos rusos, han confiscado propiedades rusas en EE UU y por el ambiente general en el que tiene que operar la embajada de Rusia en EE UU”, explica el experto.

Una de las claves del plan filtrado y que fue criticado por los expertos rusos es que elude la interacción enre Rusia y EE UU en el este de Europa.

“Cuestiones como las sanciones, la escalada de tensión el el Este de Europa, el sistema de defensa antimisiles en la región y la expansión de la OTAN, todos estos temas se omiten”, declara Borís Mezhuev, politólogo de la Universidad Estatal de Moscú.

El experto cree que este nuevo programa, en la forma actual, no contribuirá mucho a solucionar los problemas existentes entre Rusia y EE UU.

¿En qué consiste el plan?

Según las filtraciones de BuzzFeed se basa en tres planteamientos, informa Sputnik.

Primero, disuadir a Moscú de realizar acciones agresivas contra EEUU, porque va a responder.

Segundo, implicarse en el diálogo sobre temas de interés estratégico como la guerra civil de Siria, el programa de armas nucleares de Corea del Norte, la ciberseguridad y el ciberespionaje.

Tercero, resaltar la importancia de la 'estabilidad estratégica' con Rusia, un término ambiguo que abarca objetivos geopolíticos comunes a largo plazo como el control de armas, ante todo las nucleares.

Una diferencia clave de ese plan del elaborado en 2015 por la Administración de Barack Obama es que no hace referencia explícita a la necesidad de fomentar la 'capacidad de resistencia' en los vecinos de Rusia, política que en el pasado incluyó la expansión de la OTAN hacia el este y el 'fomento de la democracia' en diferentes países.

A título oficial, el Departamento de Estado no ha comentado hasta ahora el contenido del plan ni confirmado su existencia.

 

¿Dónde está el plan de Lavrov?

Al mismo tiempo, Rusia no ha propuesto un plan alternativo que podría servir como una nueva base para las relaciones ruso-estadounidenses. Por el momento se desconoce la existencia de cualquier documento sobre las política hacia EE UU.

“A pesar de que ha habido muchas críticas por parte rusa al plan de Tillerson, no tenemos un 'plan Lavrov' alternativo”, explica Mezhuev. “Esta ausencia muestra que hay un serio problema de desacuerdos conceptuales en las élites en lo que respecta a la política exterior del país”.

El experto considera que no hay una concpeción única de lo que Moscú quiere de Occidente y que así que hay pocas opciones de que el Kremlin o el Ministerio de Asuntos Exteriores creen un marco común a la hora de tratar con EE UU.

Aunque falte este documento Rusia sí que tiene un listado con preguntas y quejas respecto a EE UU.