Venezuela y las armas rusas: polémica en torno a los misiles Iglá-S

Sistemas de Defensa Aérea Portátil Igla-S durante el desfile del 9 de mayo en Vladivotok.

Sistemas de Defensa Aérea Portátil Igla-S durante el desfile del 9 de mayo en Vladivotok.

Yuri Smitiuk/TASS
El informe de Reuters publicado recientemente asegura que Venezuela cuenta con 5.000 misiles rusos tierra-aire conocidos como Iglá-S.

La agencia Reuters ha publicado un informe basado en datos obtenidos de un documento del Ministerio de Defensa de Venezuela, en el que se afirma que el país latinoamericano cuenta con  5.000 Sistemas de Defensa Aérea Portátil SA-24 (MANPADS, por sus siglas en inglés), también conocidos como el Iglá-S, que fueron adquiridos a Rusia durante el mandato de Hugo Chávez.

Estos misiles representan una gran amenaza para los aviones comerciales y militares, además, pueden caer en “manos equivocadas”. Teniendo en cuenta la difícil y tensa situación política que vive el país latinoamericano, la agencia Reuters advierte del peligro de estos misiles, que ya se han convertido en una preocupación para los militares estadounidenses. 

Las autoridades de Rusia han reaccionado a la polémica en torno a los misiles. “La agitación en torno a este tema causa perplejidad y da la sensación de que está siendo provocada artificialmente”, afirmó el director del departamento para la no proliferación y control de armas del Ministerio de Asuntos Exteriores de Rusia, Mijaíl Uliánov, en una entrevista a la agencia rusa Interfax. 

El diplomático ruso subrayó que no existen las restricciones para el suministro y la compra de los sistemas de defensa aérea, salvo los casos cuando se impone el embargo de armas a un país determinado. Según Uliánov, no es el caso de Venezuela.

“En este caso no hay restricciones y no se entiende esta preocupación precisamente hacia Venezuela”, agregó el diplomático ruso.

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.