Cómo protege Rusia su Extremo Oriente en plena crisis coreana

Evgeny Yepanchintsev/RIA Novosti
En el contexto de la escalada de la tensión en la península de Corea, el sistema de defensa antiaérea de Rusia ha aumentado el nivel de seguridad y algunos medios de comunicación informan de un desplazamiento de la técnica militar rusa hacia las fronteras con Corea del Norte. ¿Participará Rusia en el conflicto coreano?

“Rusia sigue muy de cerca los acontecimientos en Corea del Norte”, declaraba Víktor Ózerov, presidente del Comité de Defensa y Seguridad de la Cámara Alta del Parlamento ruso, que añade que el territorio del país no se convertirá en objetivo de ningún lanzamiento de misiles por parte de su vecino norcoreano.

“Sin embargo, para poder evitar cualquier error técnico, nuestros militares hacen todo lo que está en su mano para que, en caso de que ocurra un accidente, ningún misil pueda caer por error en territorio de Rusia”, comenta el senador.

Para ello, se están llevando a cabo ejercicios militares adicionales en el Extremo Oriente y se comprueba el grado de preparación del personal militar en las fronteras de Rusia.

¿En qué consiste el aumento del nivel de seguridad del sistema de defensa antiaérea?

“El viento podría desviar hacia nosotros un misil lanzado desde Corea del Norte. Para que eso no ocurra, todo el personal de las unidades del sistema antiaéreo del Extremo Oriente se encuentra en su puesto”, comenta a RBTH el analista militar del periódico Izvestia, Alexéi Ramm.

En la región se han desplegado sistemas S-400 adicionales, especializados, entre otras cosas, en derribar misiles balísticos del enemigo a una distancia de 400 kilómetros.

Según Ramm, hasta el momento estos sistemas prestaban servicio sin lanzamisiles, controlando el cielo y siguiendo objetivos, pero ahora están listos para recibir la orden de derribar un misil enemigo que avance en dirección a Rusia.

“Por tanto, la munición para los sistemas de defensa antimisiles ya está preparada y ha abandonado los arsenales. Además, se están verificando todos los sistemas y mecanismos de los sistemas de defensa antiaérea”, añade el analista.

Rumores sobre el traslado de técnica militar hacia las fronteras con Corea del Norte

A finales de abril los habitantes del Extremo Oriente de Rusia comenzaron a enviar videos en los que se ve a militares trasladando supuestamente técnica militar a través de Jabárovsk hacia Primorie y la frontera con Corea del Norte.

“Dicen que todas las noticias sobre Corea son tonterías. Sin embargo, hoy, 16 de abril, pasa por aquí el tercer convoy con técnica militar. Así que no todo es tan simple. Parece que, después de todo, algo pasa en la frontera con Corea”, comenta el autor del video fuera de plano.

No obstante, según el director del servicio de prensa del Distrito Militar Oriental, Alexander Gordéiev, la técnica se desplazaba con el objetivo de llevar a cabo unos ejercicios militares el 29 de abril.

“No puedo hablar de cada convoy en concreto, pero actualmente los desplazamientos de técnica por estas regiones se deben a la celebración de actividades de control planificadas con motivo del fin del periodo de formación de invierno”, citaban los medios de comunicación de Primorie las declaraciones del representante del Ministerio de Defensa.

Según Gordéiev, las tropas se desplazan a nuevos polígonos y llevan a cabo sus misiones militares en lugares desconocidos. “Recientemente hemos llevado a cabo este tipo de ejercicios en la región de Zabaikalsk. Es muy probable que la técnica regrese a su base permanente”, comenta el jefe de prensa.

¿Participará Rusia en la guerra?

Los expertos creen que es poco probable que las unidades y agrupaciones tengan que actuar en un conflicto militar directo, aunque es importante comprobar su grado de preparación para cualquier posible escenario en las fronteras.

“Esto se comprueba de muchas maneras: cambiando de ubicación, desplegando sistemas, iniciando seguimientos masivos de objetivos aéreos y transfiriendo información al punto de mando para la toma de decisiones. Se trata de una rutina militar habitual que se lleva a cabo en todo el mundo en cualquier ejercicio u operación militar en las inmediaciones de las fronteras de un país”, comenta a RBTH el profesor de la Academia de Ciencias Militares Vadim Koziulin.

El experto opina que, incluso en el caso de que los militares tengan que derribar un misil norcoreano, Moscú no entrará en guerra en la península coreana.

“Enviaremos una nota expresando nuestra desaprobación, iniciaremos los trámites políticos y diplomáticos habituales para estos casos, pero no entraremos en guerra”, añade el profesor de la Academia de Ciencias Militares.