La trágica persecución de los cristianos en Oriente Próximo

AP
Si bien los grupos de islamistas radicales son los responsables de la persecución de los cristianos, los observadores rusos suponen que el problema va más allá y apuntan a la Primavera Árabe y hasta los principios fundamentales de la sociedad moderna.

Organizaciones por la defensa de derechos, mandatarios y figuras religiosas muestran su preocupación por la trágica situación de los cristianos en Oriente Próximo. Según datos de diplomáticos rusos, en el mundo hay entre 150 y 200 millones de cristianos víctimas de la persecución.

Los que se encuentran en la situación más difícil son los de Irak, Libia y Siria. El patriarca de la Iglesia ortodoxa rusa, Kirill, calificó como genocidio a situación en la que se encuentran estas comunidades.

Según informes de la organización Aid to the Church in Need, los cristianos de Oriente Próximo y África septentrional están abandonando en masa sus países de origen  para evitar la aniquilación por parte de los grupos radicales.

Si la situación no cambia, la organización calcula que dentro de cinco años dejará de haber cristianos en Irak, donde la cantidad se ha diezmado entre el 2000 y 2014, y hoy apenas quedan 150.000.

Por su parte, en Siria había alrededor de dos millones antes de la guerra civil pero ya en 2013 la mitad había abandonado su país de origen. En Libia los islamistas, que controlan parte del territorio tras el derrocamiento del régimen de Gadafi, someten a una constante persecución a los cristianos.

¿Efecto de la Primavera Árabe?

La situación de los cristianos en Oriente Próximo y en África septentrional empeoró notablemente tras la Primavera Árabe de 2011. Las revueltas contra los regímenes autoritarios se extendieron por los países de la región, aunque la demanda de democratización desembocó en muchos casos en la agudización de conflictos entre diferentes confesiones.

El Concilio Mundial del Pueblo Ruso (CMPR), una organización pública bajo el patrocinio de la Iglesia ortodoxa, ha elaborado recientemente un informe sobre la “trágica metamorfosis” de las revoluciones antiautoritarias de Libia y Egipto, el derrocamiento del régimen iraquí y la guerra civil siria. El documento indica que en todos estos acontecimientos hubo intervenciones externas que importaron a los países los “valores de la cultura política occidental”.

Los autores del informe consideran que esto tuvo consecuencias trágicas para las minorías religiosas, concretamente para los cristianos. “El trasplante de modelos parlamentarios a esta tierra tradicionalista (...) cambia radicalmente la situación de las minorías religiosas, —opinan los expertos de CMPR—. Dejan de verse como “hermanos adoptivos”, pertenecientes a una misma familia, y empiezan a considerarse representantes de un partido opositor, enemigos irreconciliables y se dan pasos para la eliminación de este colectivo social, incluida la eliminación física”. El islamismo radical se está convirtiendo en un instrumento de represión contra los cristianos, sobre todo el Estado Islámico, se afirma en el documento.

Los esfuerzos de Rusia

Rusia trata de defender a los cristianos de Oriente Próximo y visibiliza la situación en gran cantidad de eventos internacionales. Los diplomáticos rusos mencionaron la necesidad de defender los derechos de los cristianos durante la sesión del Consejo de la ONU sobre derechos humanos celebrado a finales de junio.

También hay una visión conservadora; según la opinión del presidente del Instituto de Estrategia Nacional, lo que está ocurriendo con los cristianos en Oriente Próximo es sobre todo consecuencia de los cambios que han tenido lugar en la sociedad moderna occidental, que se está fragmentando por efecto de la globalización en donde el mundo se convierte en un conglomerado de minorías aisladas. El nacimiento del islamismo radical representado por el ISIS, cuyo objetivo es un califato absoluto y totalitario, se debe en mayor parte a la reacción ante este proceso, opinan en este Instituto.

Todos los derechos reservados por Rossíiskaia Gazeta.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies