¿Cómo afecta la situación en Turquía a las relaciones con Rusia?

Un militar durante la noche del viernes al sábado, cerca de la plaza Taksim en Estambul.

Un militar durante la noche del viernes al sábado, cerca de la plaza Taksim en Estambul.

Reuters
El intento de golpe de Estado en Turquía ha sacudido la volátil situación en Oriente Próximo. Tras una crisis en las relaciones ruso-turcas de siete meses como consecuencia del derribo de un caza Su-24, recientemente Putin y Erdogan dieron pasos para restablecer la normalidad.

El intento de golpe de Estado en Turquía ocurrido la noche del viernes se ha cobrado 265 víctimas mortales y ha provocado la detención de más de 2.800 militares. El presidente Tayyip Erdogan ha declarado que hará una “limpieza hasta que no quede mancha” en las Fuerzas Armadas y las represalias se han extendido a los jueces. 

La reacción de Moscú a los acontecimientos fue comedida y las autoridades no condenaron inmediatamente el intento de golpe de Estado, de manera similar a varios gobiernos occidentales. 

Dmitri Peskov, secretario de prensa del Kremlin, mostró su preocupación por la situación en Turquía durante la madrugada del sábado. "Estamos interesados en el desarrollo de los acontecimientos y en que acaben de una manera legítima lo antes posible y en ver una vuelta al camino de la estabilidad, la predicibilidad, la ley y el orden", declaró. Peskov añadió que el presidente Putin no se había puesto en contacto con ninguna de las partes

Por su parte, el primer ministro Dmitri Medvédev solicitó a Ankara que restableciera el orden constitucional lo antes posible. "Lo ocurrido muestra que hay fuertes y profundas divisiones dentro de la sociedad turca y de las Fuerzas Armadas". 

A finales de junio, el presidente Erdogan envió una misiva a Putin en la que pedía disculpas por el derribo de un caza Su-24 , ocurrido el pasado 24 de noviembre y que precipitó una crisis en las relaciones bilaterales.

Comenzó entonces un proceso de normalización de las relaciones. Putin y Erdogan mantuvieron su primera conversación telefónica desde el incidente de noviembre y acordaron que se reunirían en el futuro próximo y se levantaron las restricciones al turismo. 

"En general, la situación no debería tener un efecto negativo en las relaciones ruso-turcas", declara Ilshat Sayetov, director del Centro de Estudios Turcos Contemporáneos . "El país está dirigido por un líder que ha expresado su intención de restablecer las relaciones. Sin embargo, la inestabilidad general que se vive en Turquía – ataques terroristas, intentos de golpe de Estado, la polarización social, entre otros– no beneficia, evidentemente, a las relaciones. La concentración de poder en manos del presidente turco aumenta el riesgo de que haya una mala toma de decisiones, y las autoridades rusas lo tendrán en cuenta".

Yuri Mavashev, experto del Club Geopolítico del Cáucaso, mantiene una opinión similar. "La crisis ocurrida durante los últimos siente meses no podía no influir en una parte de la sociedad rusa. Como ejemplo está que algunos miembros de la comunidad de expertos en Rusia, durante las primeras horas del golpe, lo veían como algo positivo. Sugirieron que el golpe tenía unas causas muy profundas y reflejaba los acuciantes problemas que hay en la sociedad turca. Estas consideraciones muestran que la opinión pública no está del todo convencida, debido a los errores anteriores, de que las autoridades turcas busquen restablecer las relaciones y llevarlas a un nivel apropiado", explica el experto. 

Por su parte, Kerim Has, experto en política euroasiática de la Organizaión Internacional de Investigación Estratégica, con base en la capital turca, se muestra más optimista. Según él, las circunstacias actuales darán un nuevo ímpetu a la normalización de las relaciones con Moscú. "Las autoridades comenzarán una política más independiente, encaminada a fortalecer la seguridad en el país. La parte negativa será que caerá el número de turistas rusos y se retrasará el levantamiento de las sanciones económicas", considera. 

Por su parte, Hasán Oktay, analista turco del Centro de Estudios Estratégicos del Cáucaso, cree que la situación no tendrá un impacto negativo en las relaciones con Moscú. "El intento del golpe de Estado ha fracasado. Los organizadores han sido arrestados y la democracia ha triunfado", declaró. 

Lea más

¿Qué se esconde tras las disculpas de Erdogan por el derribo del Su-24?

El mandatario turco ha enviado carta de disculpa al presidente Putin

 

 

 

Todos los derechos reservados por Rossíiskaia Gazeta.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies