Rusia entre los 30 países más influyentes en 'poder blando'

Serguéi Lavrov, ministro de Exteriores de Rusia, junto al presidente Vladímir Putin y el secretario de Estado de EE UU, John Kerry, durante la 70 Asamblea General de ONU celebrada en Nueva York.

Serguéi Lavrov, ministro de Exteriores de Rusia, junto al presidente Vladímir Putin y el secretario de Estado de EE UU, John Kerry, durante la 70 Asamblea General de ONU celebrada en Nueva York.

Mikhail Klimentyev / TASS
Una agencia británica valora muy altamente la implicación de Rusia en la resolución de los problemas globales, su cultura e influencia en el mundo de los medios de comunicación.

Rusia ha entrado por primera vez en el ranking de los 30 países más influyentes del mundo en materia de 'poder blando', redactado por la agencia de relaciones públicas británica Portland Communications. La situación de cada país en el ranking depende de su capacidad de influir en la cultura y los valores de la sociedad civil de otros países. En el top 30 del ranking, llamado The Soft Power, Rusia ocupa la posición número 27, lo que supone un avance en comparación con el ranking de 2015, en el que Rusia ni siquiera llegó a entrar.

Su lado fuerte es la diplomacia

El ranking Portland Communications se redacta en base a varios índices, como el desarrollo de las tecnologías de la información, la cultura, el clima de los negocios, la educación, la gestión estatal y la implicación del país en la resolución de los problemas globales. También se tienen en cuenta encuestas de opinión pública realizadas en todo el mundo.

El criterio en el que Rusia obtiene la mejor puntuación es el de “implicación” (8º puesto entre 30 países), que implica en primer lugar la diplomacia y la influencia en la escena internacional. Los autores del estudio señalan que Rusia, junto a EE UU, desempeña un papel clave en los intentos de alcanzar una regulación pacífica del conflicto en Siria.

En opinión de Fiódor Lukiánov, jefe de redacción de la revista Rusia en la política global, no solo las negociaciones respecto a Siria han demostrado la potencia diplomática de Rusia, sino también la operación militar. “Rusia ha demostrado que es capaz no solo de participar en unas negociaciones, sino también de cambiar la situación sobre el terreno con acciones vehementes y bastante decisivas, -comenta Lukiánov a RBTH-. Es algo paradójico que, en este caso, la herramienta de ‘fuerza blanda’ de Rusia haya sido su fuerza militar”.

La política es más importante que la cultura

Enumerando otros puntos fuertes de Rusia, los autores del estudio señalan su amplia cobertura mediática en el extranjero y la conservación de su potencia económica a pesar de la crisis que vive el país. Portland Communications hace especial hincapié en la riqueza cultural de Rusia: “El atractivo cultural de Rusia en todo el mundo atrae a más de 29 millones de turistas anualmente.   Ya sea en el ámbito histórico, artístico o literario, la cultura rusa es ampliamente apreciada y estudiada”.

Fiódor Lukiánov opina que uno de los factores más importantes a la hora de redactar el ranking ha sido la política, y no la cultura. “La cultura siempre es importante, por supuesto, y Rusia cuenta con un potente arsenal cultural –aclara el experto-. Pero cuando se trata de cambios a corto plazo, de comparar este año con el anterior, la posición en el ranking no se define por los valores eternos, sino por unas acciones políticas concretas”.

Lea más:

La fuerza del poder blando según Putin

¿Cuáles son la líneas generales de la estrategia rusa? En un periodo de creciente tensión con Occidente, el país ha demostrado que cuenta con unas claras líneas de actuación.

 

Todos los derechos reservados por Rossíiskaia Gazeta.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies