Kiev condena a 14 años de prisión a dos supuestos soldados rusos

Petró Poroshenko, presidente de Ucrania.

Petró Poroshenko, presidente de Ucrania.

TASS
Yevgueni Yeroféiev y Alexander Alexándrov fueron capturados en Lugansk en 2015. Las autoridades ucranianas dicen que son miembros del Ejército ruso. El Ministerio de Defensa ruso niega que estuvieran en activo durante su detención. Petró Poroshenko ha solicitado que sean canjeados por Nadiezhda Sávchenko, piloto ucraniana encarcelada en Rusia.

"Yevgueni Yeroféiev y Alexander Alexándrov son culpables (…) de cometer actos dirigidos a conducir una guerra agresora en territorio de Ucrania, de asistir a una organización terrorista (…), del uso de armas para provocar un conflicto militar”, leyó en representante de los jueces en su sentencia del 18 de abril.

Según el veredicto ambos son también culpables de contrabando y de cruzar ilegalmente la frontera, así como de tenencia de armas.

Cada uno ha sido sentenciado a 14 años de prisión, además de tener que pagar por la realización de las pruebas balísticas forenses unas 12.000 grivnas (algo más de 470 dólares).

El tribunal no encontró ninguna circunstancia para rebajar las penas: “A la hora de condenar a Yeroféiev y Alexándrov el tribunal ha tenido en cuenta quiénes eran los acusados, el peligro público que suponían y la gravedad de sus actos”.

El veredicto se hará efectivo diez días después de su anuncio, a no ser que sea recurrido. Los abogados de los dos declararon que no contaban todavía con la sentencia en firme pero que tenían intención de recurrirla. La ley les da un plazo de 30 días para ello y durante ese tiempo los rusos seguirán bajo custodia.

Yeroféiev y Alexándrov fueron capturados por el Ejército de Ucrania cerca del pueblo de Shchastie (Felicidad) en la región de Lugansk, en 16 de mayo de 2015, cuando supuestamente querían derribar un puente con valor estratégico.

El 19 de mayo los investigadores acusaron de terrorismo a estos dos hombres y le acusaron de pertenecer al Ejército ruso. Rusia confirmó que ambos son ciudadanos rusos pero el Ministerio de Defensa declaró que en el  momento de su detención ya no eran militares en activo. Los militares defendieron su inocencia hasta el final, calificaron el fallo de "político". Admitieron que combatieron voluntariamente en las filas separatistas por convicción y no mostraron arrepentimiento por sus acciones.

El proceso contra Alexándrov y Yeroféyev ha estado rodeado por la controversia, ya que, entre otros incidentes, uno de los abogados de la defensa, Yuri Grabovski, fue asesinado a principios de marzo.

"Las autoridades ucranianas acusan a nuestros ciudadanos de crear una amenaza para la integridad territorial de Ucrania", dijo Konstantín Dolgov, emisario de derechos humanos de la Cancillería rusa, que condenó rotundamente el falló condenatorio, informa EFE.

Dolgov acusó a las autoridades de Ucrania de saltarse todas las convenciones internacionales y recordó que en el país vecino "no funciona prácticamente ninguna norma el derecho internacional en materia de derechos humanos".

Por su parte, el presidente ucraniano habló de la posibilidad de canjear a los dos soldados rusos por Nadiezhda Sávchenko,  piloto ucraniana condenada recientemente a 22 años de prisión en Rusia.

Vladímir Putin, admitió el pasado jueves por primera vez que existen contactos al respecto con las autoridades ucranianas."Nuestros socios conocen nuestra postura y en tales asuntos es mejor no precipitarse", comentó el presidente ruso según informa la agencia EFE.

Todos los derechos reservados por Rossíiskaia Gazeta.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies