¿Qué significa el acuerdo para reducir la extracción de petróleo entre Rusia, Arabia Saudí, Catar y Venezuela?

Rusia, Arabia Saudí, Catar y Venezuela se han declarado dispuestas a congelar sus volúmenes de extracción de petróleo al nivel de enero.

Rusia, Arabia Saudí, Catar y Venezuela se han declarado dispuestas a congelar sus volúmenes de extracción de petróleo al nivel de enero.

Lori / Legion-Media
Rusia, Arabia Saudí, Catar y Venezuela se han declarado dispuestas a congelar sus volúmenes de extracción de petróleo a niveles de enero. Anteriormente se esperaba el acuerdo de una reducción del 5 % de la extracción. Los analistas del mercado consideran este acuerdo como una derrota para la diplomacia rusa, y como consecuencia de ello, el precio del petróleo y el tipo de cambio del rublo han comenzado a caer en las subastas.

Rusia, Arabia Saudí, Catar y Venezuela están dispuestas a congelar sus volúmenes de extracción de petróleo al nivel de enero si el resto de países productores de petróleo se unen a esta iniciativa.

Así lo declaró el ministro de Energía de Rusia, Alexander Novak, tras una reunión con representantes de estos tres países miembros de la OPEP, según una publicación del servicio de prensa del Ministerio ruso.

Aunque por ahora se trata de un acuerdo verbal y no se ha firmado ningún documento al respecto. En declaraciones previas el ministro Novak no había descartado que en esta reunión se lograra acordar una reducción de la extracción en un 5 %,  por lo que el mercado estima que tras el encuentro no se ha conseguido llegar a ningún acuerdo real.

“El mercado esperaba una reducción de la extracción, y la noticia de que, por el contrario, queda fijada en su máximo volumen tendrá un impacto en los precios”, comenta Kirill Tachennikov, analista jefe de la empresa de inversión FG BKS.

Según el experto, con los precios actuales del petróleo no puede producirse un aumento del volumen de extracción. Como resultado, justo después de las declaraciones de los participantes en la reunión el coste del petróleo de la marca Brent ha caído de 35,5 dólares a 33,7 dólares el barril.

Nivel máximo de extracción

La sorpresa de los expertos se debe al hecho de que en enero el volumen de la extracción de petróleo de las compañías rusas había alcanzado su récord absoluto de los últimos diez años: más de 10,8 millones de barriles al día.

“El hecho de que se haya aceptado mantener un volumen tan alto de extracción, dada la abundante oferta de petróleo existente, carece de todo sentido común”, comenta Serguéi Jestanov, profesor de la facultad de Finanzas y Banca de la Academia Rusa de Economía Nacional y Administración Pública, una institución económica cercana al gobierno ruso. Según Jestanov, no se ha logrado alcanzar ningún acuerdo real sobre la reducción de la extracción de petróleo.

Por otra parte, la decisión de congelar los volúmenes de extracción puede valorarse como un primer paso práctico para controlar el nivel de los precios, opina Alexéi Kozlov, analista de la empresa de inversión Premier.

“Reducir la extracción será más beneficioso para Rusia, pero incluso fijar un nivel que consiga estabilizar el mercado energético puede considerarse como un logro importante”, comenta Bogdán Zvárich, analista del grupo de compañías Finam. Si otros países productores de petróleo apoyan el acuerdo entre Rusia y Arabia Saudí, esto sentará las bases para que los participantes del mercado puedan construir en el futuro unas nuevas relaciones que prevean una reducción de la extracción.

Arabia Saudí contra Irán

Para que el resto de países accedan a no incrementar la extracción es necesario resolver las discrepancias entre Irán y Arabia Saudí. Según han declarado en repetidas ocasiones los representantes de la República Islámica, Irán está preparado para ampliar dentro de un mes sus volúmenes de extracción de 1,5 millones hasta 2 millones de barriles al día. Próximamente y por primera vez desde 2012, el petróleo iraní comenzará a enviarse a Europa.

Las reservas de estabilidad de los principales extractores de petróleo se están agotando. Estos países están cansados de incrementar constantemente la extracción y de presionar a la competencia para conseguir una mayor participación en el mercado mundial, asegura Robert Novak, analista de MFX Broker.

Según el experto, únicamente las pérdidas totales de Arabia Saudí debidas a la caída de los precios del petróleo del último medio año han ascendido a más de 180.000 millones de dólares. A Venezuela le quedan reservas para solo dos o tres meses de importación, por lo que el gobierno se ha visto obligado a vender las reservas de oro que le quedaban, añade Novak.

Lea más:

La apuesta de Venezuela y Rusia para subir el precio del petróleo

Ambos países sufren económicamente por la caída del crudo

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies