La tregua en Siria, ¿un punto de inflexión?

La semana pasada EE UU y Rusia, junto con otros miembros del Grupo Internacional de Apoyo a Siria, pactaron una tregua en el plazo de una semana.

La semana pasada EE UU y Rusia, junto con otros miembros del Grupo Internacional de Apoyo a Siria, pactaron una tregua en el plazo de una semana.

AP
La semana pasada EE UU y Rusia, junto con otros miembros del Grupo Internacional de Apoyo a Siria, pactaron una tregua en el plazo de una semana. Hoy viaja al país árabe, Staffan de Mistura, enviado especial de la ONU para Siria. RBTH pregunta a diferentes analistas cuál es su opinión sobre el acuerdo.

Una tregua local, no es un acuerdo de paz

Los expertos consultados creen que es posible un tregua limitada algunas partes del frente de batalla. "Lo más probable es que sea una tregua local, no a nivel nacional. Solamente se podrá implementar en lugares en los que la oposición muestre su disposición  negociar", declara Nikolái Kozhanov, del Carnegie Center de Moscú y del Instituto de Oriente Próximo.

Los expertos no creen que sea un paso definitivo para una resolución final. Aunque el acuerdo anunciado puede suponer un precedente positivo de cara a futuras negociaciones, no parece probable que haya un cambio considerable de la situación a corto plazo.

Es muy improbable que una tregua local se transforme en un proceso de paz a largo plazo. Para que esto ocurra las partes deben agotar sus posibilidades de seguir luchando, según una fuente que prefiere mantenerse en el anonimato. Esta visión escéptica no ve la posibilidad de un cambio a no ser que las partes dejen de utilizar los avances militares como una baza para negociar.

La tregua en Siria como parte de un acuerdo definitivo

Otros analistas consideran que la tregua marca el camino para una resolución definitiva del conflicto sirio. Subrayan la participación de actores internacionales clave en el compromiso alcanzado.

El apoyo de los EE UU a los kurdos de Siria, a pesar de las fuertes críticas de Ankara demuestra su compromiso por su parte para alcanzar un acuerdo.

"El presidente Obama, que concluye su mandato presidencial dentro de poco, quiere terminar con un éxito en política internacional y eso significa dar un paso decisivo hacia la paz en Siria", opina Vladímir Sótnikov, investigador del Departamento de Estudios Orientales de la Academia Rusa de Ciencias.

Maxim Suchkov, del Consejo Ruso de Asuntos Internacionales, ve la misma disposición por parte del mandatario ruso. El reciente incremento de los ataques aéreos por parte de Moscú no ha sido para complicar más la situación sino "para acercar la operación militar a su última fase y que el conflicto pase al ámbito político". 

Aunque no es realista esperar que todas las partes apoyen la tregua, el acuerdo entre los principales miembros del Grupo de Apoyo a Siria será suficiente para establecer una tranquilidad duradera, según los expertos consultados. Si eso ocurriera, Rusia comenzaría a considerar la opción de retirar su contingente de tropas de Defensa Aeroespacial.

Sin tregua a corto plazo

Una visión más pesimista considera que es imposible alcanzar una tregua segura en la actual situación militar y de incertidumbre política. "Rusia e Irán parecen más interesadas en asegurar nuevas victorias sobre el terreno que en interrumpir el avance territorial", declara Simond de Galbert, del Centro de Estudios Estratégicos e Internacionales. Aunque cree que la tregua es "más necesaria que nunca", no considera que sea una propuesta realista.

Mientras que Vladímir Sótnikov considera que el principal obstáculo son los numerosos grupos militares que se enfrentan a al Asad fuera del marco de la Coalición Nacional Siria.

Lea más:

Las 4 armas rusas más letales utilizadas en Siria

El Su-34 y el tanque T-90A toman parte en los combates

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.