¿Están construyendo bases en Siria Rusia y los EE UU?

Alexander Yelistratov/TASS
Diferentes medios publican información sobre la construcción de nuevas bases por parte de Rusia y los EE UU. Cada país estaría construyendo nuevas infraestructuras en el noreste del país, aunque ambos lo han negado.

En los medios internacionales se escribe cada vez más acerca de la construcción de una base estadounidense en el noreste de Siria. El 24 de enero el periódico turco Hurriyet citaba fuentes sirias que decían que el Ejército de los EE UU, junto con los kurdos sirios, trabajaban para aumentar la infraestructura de un antiguo campo de despegue en el pueblo de Ramilán. Según la agencia Interfax, mide 2.600 m y dentro de poco podrán aterrizar aviones de guerra y de transporte militar.

Al mismo tiempo, también han aparecido informes que dicen que Rusia está construyendo una nueva base militar en la misma zona, a unos 50 km de la base norteamericana.

The Times y Fox News citan fuentes de Washington, según las cuales se está construyendo una base rusa a pocos kilómetros de la frontera con Turquía, en la ciudad de Al-Qamishli. En esta área controlada por los kurdos quedan algunos lugares bajo el control de gobierno sirio y es precisamente en uno de estos donde el Ejército ruso estaría, supuestamente, preparando el terreno.

Rusia lo niega y también EE UU

Los primeros informes sobre la base militar de los EE UU en Siria aparecieron el 21 de enero en Militarytimes en base a información del Observatorio Sirio de Derechos Humanos, un grupo afín a la oposición. El coronel Steve Warren, portavoz del Departamento de Defensa, se negó a comentar esta información.

"La operación continúa", dijo. "A causa de la situación es muy importante que no hablemos sobre  donde se encuentran las tropas concretamente". Se publicaron también opiniones con información de la compañía de inteligencia Stratfor en la que se decía que hay imágenes de satélite que apoyan los rumores de una actividad militar de los EE UU en Siria. Sin embargo, los mandos militares lo continúan negando.

Rusia también desmiente la información acerca de la construcción de una nueva base. "No hay nuevas bases aéreas o pistas de despegue adicionales para los aviones rusos en el territorio de la Repúbica Árabe Siria ni tampoco se está planeando nada", declaró el general Ígor Konashenkov, portavoz del Ministerio de Defensa. "Las conjeturas acerca de esta cuestión publicadas en el diario británico The Times son una farsa amateur o un torpe intento para que Turquía tenga una excusa con la cual mover gran cantidad de tropas a la frontera cerca de Al-Qamishli".

El pasado 22 de enero, el presidente turco Tayyip Erdogán se declaró alarmado por unos informes en lo que 200 miembros del personal ruso habían comenzado a fortalecer el camino hacia la base de Al-Qamishli y que habían enviado refuerzos militares a esa sección de la frontera, mientras los soldados construían tricheras, según informaba The Times.

La base rusa de Latakia se encuentra en otra parte del país, cerca de la costa mediterránea. Según el teniente general Valeri Gorbenko, las opciones que da la base de Latakia son más que suficientes así que ve improbable la construcción de nueva infraestructura en el noreste del país.

"No creo que Rusia construya una base aérea allí porque la que utiliza actualmente le sirve para llegar prácticamente a cualquier lugar del país, incluso sin que los aviones tengan que repostar", declara Gorbenko. "Incluso si tuviesen que volar a algún lugar lejano, todos los aparatos, excepto los cazabombarderos cuentan con la capacidad de repostaje. Se necesita una gran financiación para construir una nueva base y para protegerla", explica.

"Tampoco veo la necesidad de una base de los EE UU en ese área porque ya cuentan con bases en territorio turco", añade.

Y si se estuvieran construyendo...

Konstantín Sivkov, vicepresidente de la Academia de Problemas Geopolíticos, tiene pocas dudas acerca de la veracidad de esta información y cree que la construcción de la base rusa en esta parte del país se debe a la lógica de los acontecimientos.

"La base rusa se está construyendo para prevenir el abastecimiento de los militantes en Siria desde Turquía y para dificultar las comunicaciones", explica. "Para poder conseguirlo, tenemos que utilizar escuadrones de helicópteros que puedan atacar libremente. Los estadounidenses despliegan sus fuerzas por otra razón. Quieren asegurar su presencia en el terreno y, si es necesario, cubrir a las fuerzas que son amistosos con ellos, incluyendo el Estado Islámico.

Publicado originalmente en ruso en Vzgliad. 

¿Quiere recibir la información más destacada sobre Rusia en su correo electrónico? Pincha en  y recibe cada viernes el material más interesante.

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.